sábado , 24 febrero 2024

Incertidumbre ahorca a grupos aeroportuarios

Ante la decisión del futuro Gobierno de cancelar el proyecto del Nuevo
Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco,
los principales consorcios aeroportuarios nacionales volvieron a
registrar pérdidas en la Bolsa Mexicana de Valores.

Al cierre de la cotización de ayer martes, los títulos de Grupo
Aeroportuario del Pacífico (GAP), Grupo Aeroportuario Centro-Norte
(OMA) y Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR) sufrieron nuevas
pérdidas de 6.28%, 3.89% y 1.76%, respectivamente.

Especialistas consultados por A21 detallaron que este desplome se
asoció con el anuncio emitido por el presidente electo Andrés Manuel
López Obrador, mismo que derrumbó la certidumbre de largo plazo que
los inversionistas de estas compañías tenían en el NAICM, que se
proyectaba para convertirse en un hub regional, con un alto grado de
conectividad para el resto de los aeropuertos del país.

En julio pasado, un análisis del banco de inversión UBS señaló que la
cancelación de la megaobra en Texcoco afectaría particularmente a OMA,
pues un 41% de los pasajeros que atiende provienen de rutas que parten
y van hacia la Ciudad de México.

Asimismo, es posible afirmar que el temor en los mercados asociados al
sector de la aviación se reforzó con la organización y ejecución de la
consulta nacional propuesta por el equipo de transición, debido a que
éste ejercicio careció de mecanismos legales que avalaran su resultado
como política de gobierno.

Del mismo modo, la representatividad fue puesta en entredicho pues
solo involucró a poco más del 1% del padrón electoral. Como resultado,
la decisión de cancelar Texcoco y optar por construir dos pistas en la
base militar de Santa Lucía “recayó” en unos 700 mil ciudadanos.

Por todo lo anterior, el mensaje enviado a los inversionistas es de
poca confianza para que apuesten por otros proyectos de la
administración entrante. Tal sería el caso del Tren Maya o la
construcción de refinerías, cuya realización podría estar supeditada
al resultado de nuevas consultas ciudadanas.

En tanto, la fuga de capitales hacia puertos más seguros –como los
bonos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos o mercados de
otros países con mayor certidumbre– podría incrementarse.

Tan sólo el lunes, y tras el anuncio de la cancelación del NAICM, OMA,
GAP y ASUR tuvieron caídas de 6.92, 4.75 y 2.21%, en ese orden.

Cabe señalar que las aerolíneas también tomaron un golpe bursátil
importante. Volaris, por ejemplo, experimentó un segundo retroceso
consecutivo de 3.04% en sus acciones, con un precio promedio ponderado
de 12.42 pesos por título este martes, desde los 12.81 pesos por
unidad del cierre del lunes.

Finalmente, Aeroméxico tuvo una ligera recuperación de 1.72% en el
valor de sus títulos entre lunes y martes.

Zona de los archivos adjuntos

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*