miércoles , 29 mayo 2024

Mexicano se declara culpable por muerte de 10 migrantes en Texas

Pedro Silva Segura se declaró culpable de participar en una operación
de contrabando de inmigrantes indocumentados, que causó la muerte de
10 de ellos por asfixia y golpe de calor al ser transportados
hacinados en la caja de un tráiler en julio pasado.

La Oficina del Procurador Federal para el Oeste de Texas informó que
Silva se declaró culpable ayer jueves ante un juez federal en San
Antonio de un cargo de conspiración para transportar a extranjeros
indocumentados que resultó en la muerte, por lo que podría enfrentar
una sentencia a cadena perpetua.

Silva, un inmigrante indocumentado residente en Laredo, Texas, de 47
años, admitió haber operado una casa clandestina, que era utilizada
como área para indocumentados que esperan ser trasladados a destinos
finales en territorio estadunidense.

El mexicano declaró que unos cinco indocumentados salieron de la casa
clandestina la noche del 22 de julio 2017, y fueron colocados para su
transportación en el interior de la caja del camión, donde murieron
los 10 inmigrantes.

De acuerdo con documentos presentados ante la Corte Federal, agentes
del Departamento de Policía de San Antonio respondieron a una llamada
para acudir al estacionamiento de una tienda Walmart en el suroeste de
San Antonio, poco después de la medianoche del 23 de julio de 2017.

Un agente localizó un remolque detrás de la tienda, encontrando un
número de personas de pie y acostadas en la parte trasera del
remolque, y el conductor, Bradley, en la cabina.

En el lugar, los agentes descubrieron a 39 inmigrantes indocumentados.

Según los registros judiciales, los inmigrantes estimaron que el
remolque contenía entre 70 y 180 personas durante el transporte.

También informaron que se les cobraron diferentes tarifas para ser
transportados; las autoridades recuperaron una pistola calibre .38
dentro de la cabina del tráiler.

De los 39 indocumentados descubiertos en el lugar, 10 murieron, ocho
dentro del tráiler y dos poco después en hospitales de San Antonio.
Cuatro de los inmigrantes sobrevivientes eran adolescentes de entre 14
y 17 años.

Autoridades consulares mexicanas identificaron a 34 de los 39
inmigrantes localizados en el remolque como mexicanos, incluyendo a
ocho de las 10 víctimas fatales.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*