lunes , 28 noviembre 2022

Demandan a universidad texana por ignorar abusos sexuales

Catorce mujeres demandaron a la Universidad de Baylor, una histórica
institución bautista situada en Waco (Texas), por ignorar supuestos
abusos sexuales sufridos durante sus años como alumnas, informaron hoy
medios locales.

Las exestudiantes acusaron a la universidad más antigua de Texas,
fundada en 1845, de haberse desentendido de las agresiones sexuales
que sufrieron por parte de otros alumnos en el campus universitario,
detalló el diario Texas Tribune.

El abogado que representa a las catorce denunciantes, Jim Dunman,
exlegislador estatal de Texas y también exalumno de Baylor, señaló a
ese medio que quiere llegar al fondo de esta situación para poder
sentirse orgulloso «otra vez» de su «alma mater».

«La institución que conozco y amo no debería tratar a sus estudiantes
de esta manera», indicó Dunman, que explicó que una de sus clientas
tuvo que dejar la universidad después de ser violada en 2004 y no
recibir apoyo para superar el trauma.

Otras chicas que denunciaron haber sufrido violaciones más
recientemente coincidieron en asegurar que la dirección de Baylor
mostró «poca disposición o capacidad de investigar», dijo el letrado.

Sin embargo, Dunman relató que la mayoría de los casos de este tipo
nunca llegan a juicio porque la universidad ofrece incentivos
financieros para que las estudiantes retiren sus demandas antes de ir
a los tribunales y no tengan que hacer públicas las agresiones
sexuales.

La universidad texana ha recibido un alud de críticas por su mal
manejo de los casos de agresiones sexuales en los últimos años,
incluyendo una investigación externa que determinó que los
administradores de Baylor contribuyeron a crear un ambiente «hostil»
en contra de las víctimas de agresión sexual.

De hecho, los escándalos de los últimos cursos llevaron a los despidos
a principios del 2016 del presidente de la universidad, Ken Starr, y
del entrenador del equipo de fútbol, Art Briles, presunto instigador
de algunas de estas violaciones.

Uno de los jugadores de Briles, Tevin Elliot, fue condenado a veinte
años de prisión en 2014 por haber violado a tres estudiantes en
diferentes ocasiones durante su etapa como estrella del equipo de
fútbol americano de Baylor.

Otro de los pupilos del entrenador despedido, Sam Ukwuachu, fue
sentenciado a seis meses de cárcel y diez años de libertad condicional
después de ser declarado culpable en 2015 de haber violado a una
jugadora del equipo de fútbol de la universidad.

Por otro lado, otra exalumna presentó a principios de este año una
demanda contra la institución alegando que fue violada por un grupo de
entre cuatro y ocho jugadores del equipo de fútbol americano en 2012
en la universidad situada en Waco, unos 160 kilómetros al norte de
Austin, la capital de Texas.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*