viernes , 2 diciembre 2022
Refuerza la ONU, apoyo a la lucha de los derechos de la mujer: Giselle Arellano

Refuerza la ONU, apoyo a la lucha de los derechos de la mujer: Giselle Arellano

Al asegurar que las Naciones Unidas han adoptado una serie de medidas para mejorar la situación de las mujeres y promover sus derechos, la Licenciada en Mercadotecnia; Giselle Arellano enfatizó que estas acciones se han llevado a cabo a través de la ONU y sus organismos especializados, así como de otras iniciativas del sistema de Naciones Unidas.
Señaló que este organismo y sus organismos especializados han adoptado numerosas resoluciones, convenios y declaraciones que reconocen los derechos de las mujeres y condenan la discriminación contra ellas además de que se ha comprometido a mejorar la situación de las mujeres a través de la adopción de políticas y programas específicos tal como el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) que lleva a cabo programas para mejorar la salud y el bienestar de las mujeres y niñas además de impulsar la igualdad de género y la autonomía de las mujeres.
Otro de los programas que impulsa la ONU, destacó Giselle Arellano es el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que lucha contra la discriminación que viven las mujeres y fomenta la igualdad de género en todos los ámbitos de la vida ya que la igualdad de género es un derecho que existe para afrontar algunos de los desafíos más urgentes de nuestro tiempo, desde la crisis económica y la falta de atención sanitaria hasta el cambio climático, la violencia contra las mujeres y la escalada de los conflictos.
En este tenor, -agregó- que las mujeres no sólo se ven seriamente afectadas por estos problemas, sino que tienen ideas y capacidad de liderazgo para resolverlos, pero es la discriminación de género, la que obstaculiza a las mujeres de todo el mundo por ello la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados por los dirigentes mundiales en 2015, propone una hoja de ruta para lograr progreso sostenible que no deje a ninguna mujer atrás.
Indicó que ante la discriminación que siguen viviendo las mujeres en diferentes países del mundo, en los foros intergubernamentales que se celebran en las Naciones Unidas, los Estados Miembros se reúnen, para debatir y tratar de llegar a acuerdos sobre las reglas y normas mundiales en materia de igualdad de género, concretando compromisos que ofrezcan las bases necesarias para la acción de los gobiernos y otras contrapartes a fin de hacer realidad la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el ámbito mundial, regional y nacional además de impulsar leyes, políticas y programas en favor de la igualdad entre mujeres y hombres.
Añadió que, en estos foros, donde se abordan las cuestiones relacionadas con la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres se da directamente en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer donde además se debaten los temas de seguridad, el Económico y Social con el fin de lograr compromisos que ayuden a erradicar le desigualdad que se vive hoy en día entre hombres y mujeres de todo el mundo.
Es por ello, resaltó Giselle Arellano que durante varias décadas la ONU ha hecho progresos importantes en la lucha de la igualdad de género, incluyendo los acuerdos históricos como la Declaración y Plataforma para la Acción de Beijing, y la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).
Sin embargo, puntualizó que a pesar de estos logros, todavía existen muchas dificultades: las leyes y las normas sociales discriminatorias continúan siendo generalizadas, las mujeres siguen estando infrarrepresentadas a todos los niveles de liderazgo político, además de que 1 de cada 5 mujeres y niñas, afirma haber sufrido violencia sexual o física a manos de una pareja íntima y a nivel mundial, 750 millones de mujeres y niñas se casaron antes de los 18 años y al menos 200 millones de mujeres y niñas en 30 países se sometieron a la mutilación genital femenina.
Asimismo, Giselle Arellano agregó que, en 18 países, los esposos pueden impedir legalmente que sus esposas trabajen; en 39 países, las hijas y los hijos no tienen los mismos derechos de herencia; y en 49 países no existen leyes que protejan a las mujeres de la violencia doméstica por lo que solo el 52 por ciento de las mujeres casadas o unión libre; toman libremente sus propias decisiones sobre relaciones sexuales, uso de anticonceptivos y atención médica.
Finalmente reconoció que, si bien es cierto que las mujeres han logrado avances importantes en el ejercicio de cargos políticos, en todo el mundo, su representación en los parlamentos nacionales y locales apenas alcanzan el 23 por ciento, lo que está aún muy lejos de la paridad, lo cual impulsa a continuar luchando por la igualdad y equidad de género que permita a las mujeres desarrollarse en todos los ámbitos de la vida de un país, un estado o un municipio.

** Giselle Arellano es Lic. en Mercadotecnia por el ITESM y la California State University of Northridge.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*