lunes , 28 noviembre 2022

Atacante de Barcelona, abatido en Cambrils esta madrugada

Según confirmó la policía autonómica catalana, el autor material del atropello masivo de ayer en Las Ramblas de Barcelona está muerto y fue identificado como uno de los cinco supuestos miembros de la célula yihadista que fueron abatidos ayer en la localidad de Cambrils.

El presunto responsable de la masacre era el hombre más buscado de Europa, para lo que se había desplegado un hermético operativo policial en toda la región y en las fronteras cercanas y todas las vías de acceso y salida al país.

Los datos recabados hasta ahora por la policía catalana confirman que los autores del atentado de ayer en Barcelona y de este madrugada en Cambrils forman parte de una célula yihadista, integrada por entre siete y doce integrantes de origen marroquí y que tendrían entre 16 y 23 años.

De hecho, el principal sospechado de haber conducido la camioneta es Moussa Oukabir, de 16 años y que habría alquilado el vehículo utilizando los documentos de su hermano, Driss, que se encuentra detenido desde ayer. Todos ellos vivían en Ripoll, en la provincia de Girona, y tenían residencia regular en Cataluña.

Después de cotejar las huellas y de hacer las verificaciones pertinentes, la policía llegó a la conclusión de que los cinco supuestos miembros de la célula yihadista abatidos durante la madrugada en un control policial en Cambrils son los principales responsables de la masacre y entre ellos se encontraría el conductor del vehículo, que todavía no han informado si es finalmente Oukabir o se trata de otro de los cuatro miembros de la célula abatidos por la policía.

El enfrentamiento entre la célula y la policía se registró alrededor de las dos de la madrugada, cuando el vehículo en el que viajaban los supuestos miembros del ISIS -un Audi A3- se intentó saltar el control de seguridad y se dirigió a toda velocidad hacia el concurrido paseo marítimo de la ciudad. Los agentes dispararon al coche y lo hicieron volcar.

Los supuestos atacantes salieron del vehículo todavía con vida y con unos cinturones de explosivos atados a la cintura, que después se comprobó que eran falsos, pero sí portaban armas blancas con la que incluso alcanzaron degollar a una mujer que murió unas horas después en el hospital. La policía abatió a tiros a los cinco miembros.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*