miércoles , 29 mayo 2024

Rodin y el arte de la Antigua Grecia llegan al Museo Británico

El Museo Británico presenta una exposición sobre el escultor francés
Augusto Rodin y el arte de la Antigua Grecia que sirvió de inspiración
para el artista que creó las icónicas esculturas de El beso, El
pensador y La era de bronce, entre otras.

«Rodin y el arte de la Antigua Grecia» presenta las famosas esculturas
del francés junto a piezas de la colección de los Mármoles del
Partenón o Los Mármoles de Elgin, que fueron extraídos del Partenón de
Atenas.

Augusto Rodin (1840-1917) fue uno de los escultores más innovadores de
la era moderna, pero muy pocos saben que se inspiró en figuras de hace
dos mil 500 años del artista griego Fidias?, el más famoso de los
artistas de la Antigua Grecia.

El Museo Británico, la atracción turística más visitada del Reino
Unido, explora la relación entre la obra de Fidias y la del propio
Rodin, quien visitó Londres en repetidas ocasiones para realizar
bosquejos de los Mármoles del Partenón.

El director del Museo Británico, Hartwig Fischer, señaló que desde que
las esculturas de la Antigua Grecia llegaron al Museo Británico en
1817 han inspirado a muchos artistas, pero ninguno de la talla de
Rodin.

“La llegada de las esculturas del Partenón al Museo Británico en 1817
ha inspirado a pensadores, poetas y artistas, pero ninguno como Rodin
quien desde 1881 frecuentaba Londres especialmente para visitar las
esculturas del Partenón”, señaló.

La escultura en yeso de El beso una de las obras maestras de Rodin
posa junto a una escultura en mármol de dos diosas griegas sin cabeza
del año 438-432 A.C que algún día adornaron uno de los frontones del
templo del Partenón.

La expresión de ambas esculturas, realizadas con dos mil 500 años de
diferencia está concentrada en la expresión y sensualidad de los dos
cuerpos entrelazados.

La muestra presenta también la monumental escultura de El Pensador
(1903) que fue inicialmente creada para Las Puertas del Infierno
-retomada de La Divina Comedia de Dante Alighieri- pero que con los
años se ha convertido en un símbolo universal del hombre pensante.

La era de bronce (1877) que cuando fue exhibida causó polémica por lo
realista de la escultura también estuvo inspirada en la antigua
estatua del Doríforo de Policleto.

Uno de los platos fuertes de la muestra es la escultura monumental Los
ciudadanos de Calais que es un homenaje a los ciudadanos franceses que
estuvieron dispuestos a sacrificar su vida durante el sitio del puerto
francés de Calais en 1347.

Rodin realizó las esculturas originales en 1889 para la alcaldía de
Calais y después fundió cuatro esculturas más, una de ellas se
encuentra en un parque de Londres y hoy es parte de la exposición que
abre sus puertas el 26 de abril.

Más de 80 obras en mármol, bronce y yeso fueron colocadas de tal
manera que el espectador tiene una visión de 360 grados de la
expresión facial y corporal de las figuras.

La muestra incluye la obra del Museo Rodin de París, El hombre que
camina o El caminante (1907) una escultura monumental en bronce de una
figura humana sin brazos ni cabeza que emula las esculturas destruidas
de la Antigua Grecia.

El curador de la exposición, Ian Jenkins, aseguró que Rodin se inspiró
y reinterpretó las esculturas griegas sin rostro ni brazos para crear
un nuevo género en la escultura contemporánea a través de figuras con
torsos mutilados y sin cabeza.

Rodin decía en 1904 sobre sus esculturas truncadas: “Ya no tiene
dedos, nada más que una palma, y es tan verdadera que para
contemplarla, verla vivir, no necesito los dedos. Mutilada como está,
me basta, pese a todo, porque es verdadera».

La exposición concluye con la cabalgata o procesión griega (438-432
BC) un friso incompleto del templo de Partenón que es el centro de una
batalla legal desde hace décadas entre el gobierno griego y el Museo
Británico.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*