martes , 6 diciembre 2022

Recibe charrería nacional certificado ante la Unesco

Representantes de diversas comunidades charras del país recibieron
este jueves el certificado de inscripción ante la Organización de las
Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO),
que consolida a “la charrería, tradición encuestre de México” como
Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En la ceremonia efectuada en el Auditorio Jaime Torres Bodet en el
Museo Nacional de Antropología (MNA), participaron Jorge Gutiérrez
Vázquez, subsecretario de desarrollo cultural y fomento a la lectura
de la Secretaría de Cultura, (representante del presidente Enrique
Peña Nieto), Alma Lara, oficial de administración en Unesco México,
(quien suplió a Nuria Sanz, representante de la oficina en México de
Unesco), Gabriel Cabello Martínez, presidente del consejo directivo
del Conservatorio Nacional de la Charrería, Myriam Vachez Plagno,
secretaria de cultura en Jalisco, Luis Javier Campuzano Piña, director
general para la Organización de las Naciones Unidas de la Secretaría
de Relaciones Exteriores, y Arturo Jiménez Mangas, presidente del
consejo directivo de la Asociación Nacional de Charros.

“A nombre de todos los charros y charras del país quisiera enviar un
enorme abrazo a todas las comunidades de los estados de Chiapas,
Oaxaca, Tabasco, Veracruz, que han resultado afectadas por los
recientes sismos y por el huracán Katia.

En este día tan especial para nosotros en el que celebramos el Día del
Charro, es necesario recalcar que gracias al Instituto Nacional de
Antropología e Historia (INAH) y la UNESCO, logramos rescatar en 2016
el rumbo de nuestra tradición, ya que se obtuvo el expediente que
permitió que la charrería fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial
de la Humanidad, gracias a los funcionarios Francisco López Morales, y
Edaly Quiroz, muchas gracias de verdad”, indicó Manuel Basurto García
Rojas, vicepresidente del Conservatorio Nacional de la Charrería.

Jorge Gutiérrez Vázquez, subsecretario de desarrollo cultural y
fomento a la lectura de la Secretaría de Cultura, entregó a Arturo
Jiménez Mangas, presidente del consejo directivo de la Asociación
Nacional de Charros, Leonardo Dávila Salinas, representante de la
Federación Mexicana de Charrería, Pedro Rocha, vicepresidente para los
Estados Unidos de Norteamérica de la Federación Mexicana de Charrería,
Pedro Martínez, integrante de la Asociación Charros de Jalisco, José
Luis Díaz, del Papaloapan Oaxaca, José de Jesús, de Morelia, Joaquín
Valenzuela, de san juan del Río Querétaro, Juan de Dios, de La Tuna
Alta Jalisco, Javier Basoto, del estado de México, José Lugo, de
Huichapan, las reproducciones facsimilares del certificado de
inscripción de la charrería a la lista de la UNESCO como Patrimonio
Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Uno de los documentos más importantes que integran el expediente
oficial presentado a la UNESCO es el plan de Salvaguardia, elaborado
por la comunidad portadora, representada por socios de la Asociación
Nacional de Charros junto con representantes de la comunidad artesanal
y el respaldo de los gobiernos de Jalisco, estado de México y ciudad
de México.

El plan de Salvaguardia incluye medidas como la creación de un
Conservatorio de la Charrería, conformado por diversas instancias
gubernamentales, académicas y de la sociedad civil, como las
secretarías de Cultura, Educación Pública, los institutos de
Investigaciones históricas, estéticas así como las que realizan la
Universidad Nacional Autónoma de México; el INAH, la Federación
Mexicana de Charrería, el Instituto Nacional de Bellas Artes, el
Instituto Mexicano de la Juventud y el Instituto Mexicano para la
mujer.

La inscripción de la Charrería ante la UNESCO permitirá una mayor
difusión de los objetivos de la convención, así como la vinculación de
los valores que promueve con el Patrimonio Cultural Inmaterial en
general y se garantizará su transmisión a las siguientes generaciones,
al permitir la creación de nuevos espacios para la práctica de la
charrería a nivel individual o colectivo.

Actualmente, la charrería se realiza en México a través de casi 2 mil
eventos anuales en los que participan alrededor de mil asociaciones
charras. Su práctica se ha difundido en Estados Unidos, donde se
encuentran 184 comunidades charras distribuidas en: Arizona,
California, Colorado, Idaho, Illinois, Kansas, Nebraska, Nevada, Nuevo
México, Oklahom, Oregon, Texas y Washington.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*