martes , 6 diciembre 2022

Polyforum Cultural Siqueiros; el INBA Prevé hacer cambios

El proyecto para la restauración y el mantenimiento del Polyforum
Cultural Siqueiros, presentado el pasado 11 de septiembre, apenas es
un proyecto conceptual que podría requerir modificaciones, como
ajustar la visual, recomendar el uso de otro tipo de materiales o ver
la posibilidad de hacerlo más transparente a nivel peatonal, aunque
eso se definirá durante los próximos meses, explicaron a Excélsior
Xavier Guzmán Urbiola, subdirector general de Patrimonio Artístico; y
la arquitecta Dolores Martínez, directora de Arquitectura del INBA,
quienes insistieron en que la construcción del “edificio colindante”
de 48 pisos incluirá sus observaciones.

Y aunque coincidieron en que el INBA aún no cuenta con un cronograma
de actividades para la restauración o la construcción del “edificio
colindante” de usos mixtos, con comercios, oficinas, hotel y
departamentos, adelantan que habrá cuatro fases generales para
realizar el proyecto integral, donde verterán recomendaciones y
variaciones de los renders difundidos la semana pasada.

Además, ambos funcionarios explicaron que, por ahora, el INBA no puede
tener una opinión sobre el “edificio colindante”, ya que aún es un
proyecto conceptual, una propuesta perfectible, “dado que aún falta
por revisar numerosos elementos arquitectónicos desde el punto de
vista urbano”, expresó Guzmán Urbiola.

El funcionario asegura que “de 2014 –cuando surgió la polémica
propuesta de mover el Polyforum– a la fecha, el INBA ha trabajado en
el desarrollo del proyecto ejecutivo para la restauración del inmueble
y de los murales y, en 2016, se presentó una propuesta conceptual de
la torre colindante a la Comisión de Monumentos”.

Y aclara que las imágenes difundidas hasta ahora sólo son “una
propuesta que aún está en concepto. Además, hay que tener claro el
discurso de lo que dijo nuestra directora general (Lidia Camacho) el
día de la firma del fideicomiso: este es un primer paso”, precisó
Guzmán.

La arquitecta Dolores Martínez se refirió a las cuatro etapas del
proyecto. “Por ahora, lo aprobado con visto bueno (del INBA) es: el
retiro de los agregados de arquitectura que han deformado el entorno
del Polyforum”.

¿Podría detallar las cuatro etapas?, se le cuestionó. “La primera será
el retiro de los agregados y la limpieza de los murales; le seguirá el
diagnóstico de la UNAM para aportar información al Centro Nacional de
Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam);
la tercera será la restauración del Polyforum; y la cuarta una
evaluación, con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda
(Seduvi), sobre la construcción del edificio colindante y los detalles
para salvaguardar el Polyforum”.

¿Cuándo iniciarán los trabajos en físico? “No se tiene una fecha
porque falta hacer mucho trabajo de calas con Cencropam, y revisar por
dónde hay que empezar y saber si conviene o no el retiro de los
agregados”.

¿Cuántas personas trabajarán en la restauración? “Aún no lo sabemos.
Habría que ver con Cencropam cómo lo van a abordar”.

Posteriormente se le pidió a Xavier Guzmán Urbiola que hablara sobre
los criterios en que se basó el INBA para apoyar este proyecto y no el
de 2014.

“Lo principal es que no se moverá el Polyforum. Para el INBA, lo
principal es la salvaguarda del monumento, independientemente del otro
proyecto que no es competencia normativa del INBA, sino de una serie
de reglas del Gobierno de la Ciudad en cuanto al uso de suelo. El INBA
evaluó la conservación del Polyforum en su lugar, donde fue proyectado
y la garantía de la restauración de la obra mural y del propio
edificio, aunque la valoración de la torre y los niveles
correspondieron al gobierno de la Ciudad y la normativa de la Seduvi”.

¿El INBA consideró si el “edificio colindante” afectará la visual o
modificará el paisaje cultural urbano del Polyforum? “Habría que
revisar eso. Justo por eso vamos a revisar paso a paso el proyecto. Lo
que nos corresponde es garantizar que no le pase nada al Polyforum,
pero ellos (la familia Suárez) tienen un predio ahí en donde pueden
hacer uso, con la norma actual, y tampoco podemos actuar encima de lo
que corresponde a los propietarios”, añadió.

Por su parte, Dolores Martínez expresó: “Durante la reunión con la
Comisión de Monumentos se hicieron muchas recomendaciones y, desde
luego, las seguiremos haciendo. Todavía no está concluido ese proyecto
porque habrá mucho que revisar en cuanto a las gradas, las visuales,
ver qué conviene para el peatón… e insisto: se trata de una propuesta
conceptual que habremos de revisar en varias mesas con Seduvi”.

Guzmán abundó: “Nuestra principal preocupación y ocupación, por ley,
es preservar el patrimonio y velar porque el edifico y sus murales se
pongan en valor. Lo que suceda alrededor, nosotros lo subsumimos en
ver que no se afecte al Polyforum y sus murales”.

¿Cómo pondrán en valor un Polyforum con una torre de 48 pisos a un
costado? “Hasta donde he visto el proyecto conceptual, tú podrás ver
todos los paneles en sus 180 grados, cosa que ahora no es tan fácil.
Sin embargo, por ahora no tenemos una opinión de esa torre, porque no
está desarrollada y sólo es un proyecto conceptual. Muy posiblemente
va a cambiar y lo hará mucho, pero no tenemos idea de cuánto, porque
no somos los proyectistas, sino la autoridad normativa”, añadió.

¿Qué modificaciones considerarán? “Todo proyecto es perfectible.
Nuestra prioridad es la conservación… pero si hay un dictamen que nos
diga que hay que retirar equis cantidad (de pisos) o que hay que
ajustar la visual o recomendar otro tipo de material o que hay que
hacer más transparencia a nivel peatonal, no lo sé, hay muchísimos
elementos arquitectónicos desde el punto de vista urbano que falta por
revisar. Esta es una propuesta conceptual que habrá que tomar como
eso, como un concepto perfectible”, precisó la arquitecta.

Por último, se le cuestionó a Guzmán si Alfredo Suárez Ruiz,
presidente del Polyforum y del fideicomiso, aceptará cambios al
proyecto ya presentado: “Aunque sea una metáfora afortunada la que
haces, proyectar un edificio y un proyecto ejecutivo, no tiene que ver
con ir al sastre. Nosotros, no se te olvide, somos la autoridad
normativa en materia de preservación de monumentos declarados”.

¿Por qué Suárez Ruiz dio por hecho que el proyecto presentado es el
que se construirá de inmediato? “Tienes que entender la posición de
él, aceptando sin conceder lo que nos dices que dijo. ¡Claro!, debe
estar muy contento porque al fin un proyecto suyo avanza un poquito
más, pero nosotros no somos Suárez, somos las autoridades normativas
federales que tenemos que revisar ese proyecto y ver cómo pasa de
conceptual a ejecutivo con decisiones y ojos técnicos”.

HACIA EL MALL

Excélsior solicitó la opinión de José Carlos Canseco, coordinador del
grupo El Caballito, Conservación –el grupo fundado por el cronista
Guilermo Tovar y Teresa–, quien aseguró que el proyecto es un
ejercicio de ambición inmobiliaria que convertirá al mural de
Siqueiros llamado La marcha de la Humanidad en La marcha hacia el
mall.

Lamentó que el INBA no haya presentado un informe sobre las
implicaciones que tendrá la construcción de ese “edificio colindante”
ni cómo es que modificará el paisaje cultural urbano de la zona,
cuando en la realidad “el Polyforum será aplastado, reducido y
minimizado frente a la construcción de esa torre de 48 pisos,
convirtiendo al centro cultural en una catarina”.

“Estoy de acuerdo en que el dueño del predio tiene todo su derecho,
pero está perjudicando el paisaje cultural urbano del Polyforum que,
por años, hemos tenido en la zona. Yo sí creo vehementemente y, me
parece muy grave, que la cabeza del INBA (Lidia Camacho) esté avalando
un acto en el que ni siquiera haya un informe de ninguna naturaleza”,
apuntó.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*