martes , 6 diciembre 2022

Fernando Savater recibe homenaje en la FIL Guadalajara

El Fernando Savater comprometido, cercano, “sensato” y lúdico fue
homenajeado ayer en la Feria Internacional del Libro (FIL) de
Guadalajara, en una mesa en que se destacó la vigencia de su
pensamiento en el mundo actual.

Los escritores mexicanos Jorge Volpi y Juan Villoro, así como los
editores Ricardo Cayuela (Penguin Random House) y Carlos Revés (Grupo
Planeta) hablaron, en presencia del propio Savater, sobre la
producción del filósofo y su defensa de la libertad, incluso bajo las
amenazas y la represión.

Revés subrayó el carácter lúdico que vertebra buena parte de la obra
de Savater (San Sebastián, 1947). “No es un filósofo serio, de esos
que ponen la filosofía en el altar de la solemnidad; es un filósofo
cercano, de proximidad, de inmediatez”, aseveró.

Desde sus primeros títulos, entre ellos Nihilismo y acción (1970) y
Panfleto contra el todo (1978), despunta su faceta de pedagogo y
educador, que viene acompañada en su carrera por una “desbordante
pasión por contar” en el terreno de la ficción, apuntó el director
editorial de Planeta.

Tanto Volpi como Villoro compartieron anécdotas con las que ilustraron
de qué manera les ha influenciado el pensador vasco. Mientras Volpi
aseguró que no entendió nada de Nietzsche hasta leerlo en Savater,
Villoro dijo que gracias a él entendió a qué se dedicaba su padre,
quien era “un filósofo sumamente abstracto”.

Los dos autores subrayaron la fascinación del pensador por las novelas
de aventura, por escritores clásicos como Julio Verne, Jack London o
Daniel Defoe.

Savater, afirmó Volpi, ha sido un “gran defensor de esos libros, que
precisamente permiten tratar de entender mejor quiénes somos” a través
de las preguntas “precisas” que se hacen los héroes que protagonizan
las aventuras.

El escritor clamó que Savater es “un hombre sensato frente a la
insensatez que nos rodea” y que parece “la letra dominante de nuestro
tiempo”. Es, añadió, la “figura luminosa” que se ha opuesto a los
nacionalismos extremistas y excluyentes, a la discriminación y al
desprecio por el conocimiento y la ciencia.

Por su parte, Villoro señaló que “no todos los filósofos tienen la
cortesía de ser profundos y al mismo tiempo claros, y Savater la ha
tenido”.

“A veces sus ideas nos han desconcertado”, pero solo ha sido porque ha
tenido la razón “demasiado pronto, cuando esta razón no es popular”,
dijo el escritor y periodista sobre esos momentos en que el filósofo
se ha convertido en blanco de críticas.

Después de escuchar las intervenciones, Savater bromeó diciendo: “Han
hablado del que yo hubiera querido ser; desgraciadamente he quedado
bastante lejos”.

En cuanto a su vocación para la enseñanza, el autor del popular libro
Ética para Amador (1991) reconoció que ha sido un buen maestro porque
es “bastante ignorante” y, por tanto, entiende las dificultades de los
alumnos para el aprendizaje.

Además, aseguró que la gran suerte de su vida ha sido siempre estar
“cerca de los jóvenes”.

El filósofo, que hoy presentará en la FIL su nuevo libro, Contra el
separatismo, confesó que durante su vida ha intentado responder a un
dicho que aparece en el Cantar de Mio Cid: “Lengua sin manos, no eres
de fiar”.

“La cosa que más abomino y más me asquea son esas personas adultas que
dan instrucciones y animan a los jóvenes a la violencia y a la
muerte…, que sean siempre los que no van a ir a la batalla los que
hacen ir a la batalla a los demás”, argumentó Savater, y precisó que
con “muerte” se refiere también a “muertes morales”, como la
intolerancia o los enfrentamientos.

Por eso, reconoció que ha dedicado “bastante tiempo a intentar poner
en práctica algunas cosas”.

La pregunta, dijo, no es “¿qué va a pasar?” sino “¿qué vamos a hacer?”.

“Pasará lo que nosotros dejemos que pase; nadie va a venir a
salvarnos”, zanjó el filósofo, quien fue despedido por una sonora
ovación de los asistentes.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*