viernes , 30 septiembre 2022
Secuestrados por el CDG, los presentan los GOPES como delincuentes

Secuestrados por el CDG, los presentan los GOPES como delincuentes

Reynosa, Tamaulipas.- Al menos dos víctimas de secuestro a manos de sicarios del Cartel del Golfo, fueron torturados por elementos del Grupo de Operaciones Especiales de la Secretaria de Seguridad Publica de Tamaulipas y los presentaron como detenidos y coparticipes en el asesinato de civiles en esta ciudad.

El personal del GOPES allanó una casa en donde el Cártel del Golfo tenía varias personas secuestradas y a dos de ellas, las torturaron, poniéndole bolsas de plástico en la cabeza, quemándolos con alcohol y poniéndoles fotos de sus familias amenazando con matarlos, si no se culpaban de la masacre de civiles.

Alfonso Margarito Aguilar González, fue secuestrado de su domicilio, aproximadamente a las diez y media de la noche, del día 22 de mayo de 2021; Ramiro Licea, de 20 años de edad, fue plagiado desde abril en plena vía pública, ambos aparecen como detenidos por los GOPES, aunque hay carpetas de investigación en la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas por su desaparición.

“Los familiares pusieron quejas en el comité  y han aportado evidencias y testigos. Me gustaría que fuera la FGR y no la Fiscalía de Tamaulipas, que certificara esta información”, dijo Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Entre los ocho detenidos el pasado domingo se encuentra Iván Alejandro “n” y/o Jorge Iván “N” alias “La Vaca”, a quien se le identifica como “Jefe de plaza” del Cártel del Golfo en Río Bravo. La Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas no ha dado a conocer dónde fueron los arrestos.

El gobierno de Tamaulipas informó que fueron detenidas ocho personas más, presuntamente vinculadas con el multihomicidio de 15 personas el 19 de junio en Reynosa, sumados a los cinco que fueron detenidos a lo largo de la semana pasada, son 13 personas aprehendidas por estos hechos.

Sin embargo, familiares y organizaciones de derechos humanos aseguran que entre los detenidos hay personas que fueron anteriormente reportadas como desaparecidas.

“Mi hermano se llama Alfonso Margarito Aguilar González, fue secuestrado de nuestro domicilio, aproximadamente a las diez y media de la noche, del día 22 de mayo de 2021. Entraron gente armada a mi casa, aproximadamente 15 sujetos con pasamontañas y armas largas”, dijo Sofía Aguilar, su hermana.

Hace más de un mes, familiares de Alfonso Margarito Aguilar González, de 27 años de edad, reportaron a la Fiscalía de Justicia de Tamaulipas que había sido secuestrado por hombres armados y se inició una carpeta de investigación por desaparición en Reynosa.

Alfonso Margarito aparece entre los detenidos el pasado 23 de junio con el alias de “El Simba”, según la Fiscalía estatal, en su detención se liberó a 18 personas secuestradas.

“Lo están culpando injustamente de la masacre de las 15 personas, él no participó en eso. Y simplemente él también era uno de ellos, que estaba secuestrado”, agregó su esposa Marisela Acosta.

El domingo, Alfonso Margarito fue vinculado a proceso por el delito de privación ilegal de la libertad y trasladado al penal estatal de Reynosa, sus familiares aseguran que fue golpeado y torturado por el grupo de Grupo de Operaciones Especiales –GOPES-, para declararse culpable.

“Dice que le pusieron una bolsa en la cabeza, lo aventaron unos perros para que lo mordieran, para qué echará la culpa. Quiero pedir que nos ayuden y que si algo nos pasa a nosotros como familia, ellos son responsables ¿Quiénes? La policía estatal”, agregó Sofía Aguilar.

Herlinda Muñoz también denuncia que su hijo Ramiro Licea, de 20 años de edad, fue secuestrado desde abril en plena vía pública y que también apareció detenido la semana pasada, con el alias de “El Wuero”, entre los presuntos responsables de la masacre del 19 de junio

“Nosotros ya lo dábamos por muerto cuando lo vamos viendo en las noticias así. Me dio alegría, pero al ver las noticias de lo que lo acusan, es falso, fue secuestrado, no es un secuestrador y menos un asesino. Los hicieron tronar armas, agarrar los volantes de las camionetas, las puertas de los carros y les pusieron drogas en las bolsas de sus pantalones, para dejarles huella. Mientras ellos no querían agarrar el volante les pegaron, traen golpes en sus costillas”, destacó Herlinda.

El personal del Grupo de Operaciones Especiales de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas está amenazando a las familias de las dos personas para que no pongan denuncia ni ante Derechos Humanos ni en la Fiscalía General de Justicia del Estado y están relacionados a la masacre de 16 migrantes centroamericanos ocurrida en Camargo, Tamaulipas.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*