martes , 4 agosto 2020

TRAS LA CONTINGENCIA, LA INDUSTRIA PECUARIA EN MÉXICO CONTINÚA CRECIENDO Y MANTENIÉNDOSE EN LOS PRIMEROS LUGARES DE PRODUCCIÓN A NIVEL MUNDIAL

     Sector pecuario reafirmó su compromiso para asegurar el suministro de proteína animal en México

·       La industria pecuaria genera 3 millones de empleos directos en el país

·       MSD Salud Animal reconoce y agradece la labor del sector pecuario ante la pandemia

Ciudad de México a 28 de julio del 2020.- La presencia del virus SARS-CoV2 -conocido como COVID-19- y su rápida propagación a nivel mundial, rompió paradigmas y tuvo un fuerte impacto en la economía de todos los países. Como consecuencia, tanto las personas como las industrias tuvieron que adaptarse rápidamente ante la nueva realidad. 

México no ha sido ajeno a la pandemia, la propagación del virus ha causado que el sector empresarial mexicano diera inicio a la implementación de medidas de emergencia que llevaron como propósito mitigar al máximo los efectos negativos en la economía del país.

“Ante esta situación, el sector pecuario reafirmó su compromiso al continuar con sus labores para asegurar el suministro de proteína animal, desde carne de res, cerdo, pollo, leche y huevo. Al mantener los más altos estándares internacionales de calidad, inocuidad y sanidad en toda la cadena de producción, lograron su objetivo de velar siempre por el bienestar y seguridad de sus colaboradores y del consumidor final. En MSD Salud Animal en México estamos orgullosos por esta entrega, profesionalismo y pasión, de la que nos honramos de ser parte”, explicó Tiago Arantes, Director General de MSD Salud Animal en México.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, las actividades pecuarias, que aportan el 8% del Producto Interno Bruto (PIB) del sector primario, se desarrollan en 100 millones de hectáreas y generan 3 millones de empleos directos en toda la cadena de producción, en donde el 75% es ganadería familiar.1

A pesar del cierre de los puntos de distribución más importantes por la pandemia, como la industria del turismo, restaurantes, algunas cadenas de fast food, tiendas, mercados locales y ambulantes, los cuales representan el 30% de las ventas de proteína animal; se registró un crecimiento sostenible que ha permitido a México ubicarse en el cuarto lugar en producción de pollo, quinto lugar en huevo, séptimo puesto en carne de res, así como décimo sexto en carne de cerdo y leche a nivel mundial.1

En cuanto a la industria acuícola, las granjas de tilapia mexicana aumentaron las medidas de bioseguridad, las cuales se implementan de manera cotidiana incluso antes de la contingencia. Mientras que los mayores productores de tilapia en México han mantenido sus niveles de producción y de exportación de una manera destacada pese a las adversidades.

“Hasta ahora, el precio de la tilapia mexicana se ha mantenido estable en puntos de venta, no se estima que este pueda incrementar o alterarse a un punto en el cual no sea accesible. La tilapia mexicana siempre ha sido un pescado de buena calidad que a comparación de otros productos acuícolas se mantiene a niveles accesibles para diferentes sectores de la población”, comentó Alim Castillo, Gerente de Cuentas Clave de la Unidad de Acuicultura de MSD Salud Animal en México.

De acuerdo con información de la Unión Nacional de Avicultores, la industria avícola, productora de carne de pollo y huevo, continuó trabajando de forma regular, buscando mantener los niveles óptimos de abasto del alimento. Tan sólo en las importaciones de enero a abril de 2020, comparado con el mismo periodo del año pasado, se registró un crecimiento, a pesar de que la demanda sufrió un choque por la contingencia sanitaria.

El huevo y la carne de pollo son los alimentos pecuarios más accesibles, por lo que se mantienen dentro del presupuesto de gasto en alimentos de las familias mexicanas. Esto es importante porque están consumiendo alimentos de gran calidad nutricional y bajo los más altos estándares de bioseguridad e inocuidad.

Asimismo, las importaciones de carne de cerdo crecieron un 12% durante el primer trimestre del año, afectando negativamente el precio de la carne de cerdo mexicana. Sin embargo, debido a la dinámica global, se prevé que en lo que resta del año, crezcan de manera importante las exportaciones al continente Asiático.

“Ante la pandemia, a nivel internacional y debido al alza de costos de producción y caída de precios de venta, nuestros clientes porcicultores tuvieron grandes pérdidas. Por ello, es importante consumir carne de cerdo de productores mexicanos, con el objetivo de apoyar a nuestras comunidades, además esta proteína animal es saludable y se produce con altos estándares de calidad”, mencionó Rodrigo Santibáñez, Director de la Unidad de Porcicultura de MSD Salud Animal en México.

Por su parte, Vicente Guerrero, Director de la Unidad de Ganadería de MSD Salud Animal en México, detalló que “para enfrentar esta pandemia desde el cuidado de la salud, es necesario consumir proteína de origen animal como la carne de cerdo, de res, pollo, huevo y leche. Pues sus nutrientes ayudan a que el organismo cuente con las proteínas necesarias para producir anticuerpos suficientes que combatan a las enfermedades, así como propiciar el buen funcionamiento del sistema inmunológico y la renovación del tejido corporal”.

“En MSD Salud Animal en México, estamos en constante contacto con los productores y los diferentes eslabones de la cadena de producción pecuaria para juntos diseñar estrategias que permitan continuar ofreciendo proteínas animales de calidad y promoviendo el consumo de estos alimentos nutritivos. Asimismo, agradecemos y reconocemos la labor de nuestros héroes pecuarios por su compromiso con el bienestar alimenticio de los mexicanos al continuar con sus labores ante este difícil momento”, concluyó Tiago Arantes, Director General de MSD Salud Animal.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Características Vídeo