sábado , 14 diciembre 2019
Tías y abuelas Enojadas de Texas ayudan a migrantes en EU

Tías y abuelas Enojadas de Texas ayudan a migrantes en EU

El “enojo” por las duras políticas migratorias estadounidenses unió a
un grupo de mujeres de Texas que no se conocían previamente y deseaban
hacer algo por los inmigrantes, las cuales poco más de un año después
siguen volcadas en ayudarles y han recibido un importante premio por
su labor.

Las “Tías y Abuelas Enojadas del Valle del Río Grande” dedican su
tiempo libre a llevar alimentos y consuelo a las familias que llegan a
la frontera entre Estados Unidos y México, para lo cual cuentan con el
respaldo económico de un patrocinador.

Antes los inmigrantes esperaban en campamentos o cruzaban la frontera
sin importarles arriesgar sus vidas, “ahora sus necesidades han
cambiado y he visto el desánimo en sus rostros cuando ven regresar a
cientos de ellos que son repatriados al negárseles el asilo político”,
dice a Efe Elisa Filippone, una de las integrantes del grupo.

El desánimo no hace mella en el grupo, que a principios de junio
recibió la distinción Robert F. Kennedy Human Rights Award, algo que
les tomó por “sorpresa” y les anima a seguir con su labor.

Nosotras ni nos conocíamos, pero las noticias nos alertaron sobre la
presencia de inmigrantes a las afueras del Puente Reynosa y las
centrales de autobuses, y varias mujeres nos armamos con hieleras y
fuimos a ayudarlos, fue así como iniciamos con este grupo de apoyo”,
comentó Filippone.

Cuando se formó el grupo eran cinco mujeres y ahora son ocho oficiales
y dos voluntarias.

Somos “muy diversas, algunas anglosajonas, hay una suiza naturalizada,
cuatro latinas y nos comunicamos por chat, no nos conocemos muy bien,
yo soy la única en Brownsville, pero esta causa nos une y nos hace
evolucionar’, destacó Filippone.

Jennifer Harburry y Nayelly Barrios se ocupan de Puente Reynosa; Joyce
Hamilton de la estación camionera de Harlingen;  Susan Law y Elizabeth
Cavazos de la central camionera de McAllen; Madeleine Sandefur de los
centros de detención. y Cindy Candia de puente de Roma, dice
Filippone, que atiende los Puentes Brownsville, la frontera con
Matamoros y la central camionera de Brownsville.

Algunas van a las estaciones de autobuses de McAllen, Brownsville o
Harlingen por períodos de al menos tres días o más para ayudar a los
migrantes con sus boletos de autobús, orientarlos en su travesía por
Estados Unidos y en ocasiones les dan 40 dólares para el viaje.

Otras van a los puentes fronterizos de Texas para llevar alimentos y
comida preparada, productos higiénicos, ropa, colchonetas, casas de
campaña, medicamentos y preservativos.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Características Vídeo