viernes , 30 septiembre 2022

Texas niega clemencia a mexicano a dos días de su ejecución

La Junta de Perdones y Libertades Condicionales de Texas negó este
lunes por unanimidad dar clemencia al mexicano Roberto Moreno Ramos, a
dos días de su ejecución programada para las 18:00 h del próximo
miércoles, por el homicidio de su esposa y sus dos hijos en febrero de
1992.

Raymond M. Estrada, director de información publica del organismo,
informó en un correo electrónico a Notimex que la Junta rechazó este
lunes por seis votos a cero recomendar al gobernador de Texas, Greg
Abbott, posponer 180 días la ejecución, y del mismo modo descartó
conmutar la sentencia del mexicano.

El voto de la junta disminuye la posibilidad de salvar la vida del
mexicano, aunque el gobernador Abbott aún tendría la autoridad de
frenar la ejecución por 30 días en un acto de clemencia ejecutiva.

Moreno Ramos, de 64 años y originario de la comunidad de El Ciruelo,
en el municipio de Pinotepa Nacional, en el estado de Oaxaca, fue
sentenciado a la pena de muerte en marzo de 1993.

Un jurado del condado de Hidalgo, en el sur de Texas, lo declaró
culpable de matar con golpes de martillo a su esposa Leticia Ramos, de
42 años, a su hija Abigail de siete y a su hijo Jonathan de tres, el 7
de febrero de 1992, en la comunidad fronteriza de Progreso.

Los tres cuerpos fueron encontrados semanas después enterrados bajo el
baño de su casa, y Moreno Ramos fue detenido semanas después del
crimen, luego de que los parientes de su esposa comenzaran a
preocuparse por su ausencia.

Sus abogados defensores no han disputado su inocencia o culpabilidad
en los hechos, sino que han pedido un nuevo proceso para su cliente,
al argumentar que en su detención y juicio se le violaron sus derechos
como extranjero.

Moreno Ramos es uno de los 51 mexicanos que están amparados por el
fallo de 2004 de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que ordena
a Estados Unidos revisar sus casos, debido a que se violaron sus
derechos como ciudadanos extranjeros a recibir asistencia consular,
según la Convención de Viena de 1963.

Aunque la CIJ ordenó a Estados Unidos suspender las ejecuciones de los
reos mexicanos hasta que sus casos fueran revisados, Texas ha ignorado
el dictamen y ha ejecutado a cinco mexicanos amparados por el fallo de
la corte internacional, con sede en La Haya.

A principios de este mes, la Comisión Interamericana de Derechos
Humanos (CIDH) instó al gobierno federal de Estados Unidos y al de
Texas a suspender la ejecución de Moreno Ramos y a otorgarle una
reparación efectiva.

Moreno Ramos se convertiría en duodécimo reo mexicano ejecutado en
Estados Unidos y el undécimo en Texas desde que este país reactivó la
pena de muerte en 1976.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*