viernes , 15 noviembre 2019
Polémica por compra de dos propiedades

Polémica por compra de dos propiedades

En una controversial decisión, el cabildo votó de manera unánime la
noche del lunes a favor de comprar dos propiedades en el centro de
Laredo, valuadas en el Condado por menos de lo que se pagará.
Oficiales municipales dijeron que no hay nada ilegal.

Se trata de una propiedad ubicada en 1420 Houston, con valor
catasatral de 360 mil dólares fijado por el Distrito de Valores de
Webb y una localizada en 819 Santa María con un valor de 528 mil 70
dólares.

El lunes, el cabildo votó a favor de pagar 2.3 millones de dólares por
las dos propiedades, algo que despertó el enojo de grupos de
activistas como los de Our Laredo.

Mercurio Martínez III, regidor del Distrito 3 y experto en bienes
raíces, dijo que la compra parece ser contra la lógica, pero no es
así, de hecho, el gobierno de Laredo se ahorrará dos millones de
dólares al adquirirlas por 2.3 md. Explicó que el DV sigue varios
criterios para darle valor a una propiedad y en el caso de las dos
sedes mencionadas, los dueños pidieron que se valuara conforme a los
ingresos que perciben por esos bienes, tomando en cuenta que las
rentas en el centro están por debajo de lo que dicta el mercado.

Martínez, quien durante seis años presidió el comité de ciudadanos
encargados de revisar las quejas de los dueños de propiedades en el
Distrito de Valores, dijo que para negociar la compra se contrató a
una empresa de avalúos independiente. Es la compañía Lan, con amplia
trayectoria en el mercado de bienes raíces, y que valuó las dos
propiedades comercialmente en 4.3 millones de dólares, considerando
los pies cuadrados de construcción, ubicación, accesos y otros
factores.

“Nosotros en el Municipio negociamos con los dueños para pagar
solamente 2.3 millones de dólares”, afirmó. Los tratos fueron además
supervisados por la oficina de la abogada municipal Cristina Hale y no
se encontraron elementos contra la ley.

Las propiedades acomodarán la oficina de permisos para edificios y
construcciones que actualmente opera en la biblioteca Bruni, pero
requiere de más espacio y de estacionamiento. Roberto Balli, en cuyo
distrito se ubican la controversia, dijo que se tienen planes para
extender los servicios en la biblioteca y darle nueva vida, agregando
programas para los niños.

Las dueños son Frank Group Properties, con Julián Roftnosky como
mayoritario; es socio de la empresa Las Plazas de Laredo y la familia
Roftnosky tiene algunos contratos con el Municipio por la firma de
arquitectura Frank Architects. Además, han dado contribuciones
políticas al alcalde Pete Sáenz, al tegidor Balli y a otros miembros
del cabildo en el pasado, algo que es común y legal en Estados Unidos.

A decir de Martínez III, se siguió un proceso transparente y de
acuerdo a las leyes de bienes raíces por lo que el cabildo no tuvo
inconveniente en aprobar la compra porque además, es muy necesaria.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Características Vídeo