domingo , 2 octubre 2022

Primero protestas; ahora el terror cimbra Francia

La oleada violenta por las protestas sociales de los chalecos
amarillos apenas se toma un respiro cuando Francia sufrió un nuevo
golpe que, de acuerdo con las autoridades, hay indicios de que pueda
tratarse de un atentado terrorista. Esta vez, la ciudad castigada fue
Estrasburgo. Un hombre armado abrió fuego cerca de un mercado de
Navidad, en el centro de la capital de Alsacia.

De acuerdo con el balance oficial, alrededor de cuatro personas
fallecieron y una docena resultó con heridas. Las autoridades no
tardaron en calificar el acto de terrorista, y la Fiscalía
Antiterrorista se hizo cargo de las investigaciones.

El autor del atentado llegó al perímetro del mercado de Navidad y
abrió fuego hiriendo a varias personas que se encontraban en las
calles cercanas.

Inmediatamente, las fuerzas de seguridad acordonaron la zona, y
comenzó la caza del responsable, ayudados por varios helicópteros que
sobrevolaban la ciudad. Antes de huir, el atacante fue herido por una
patrulla de soldados que vigilaba el Mercado de Navidad, y se refugió
en la zona de Neudorf, al sur de Estrasburgo.

El teniente alcalde de Estrasburgo, Alain Fontanel, quien se
encontraba en las inmediaciones cuando se produjo el tiroteo, pidió a
todos los ciudadanos que no salieran de casa hasta que la situación no
se aclarara. Miles de personas quedaron confinadas al interior de
distintos recintos, como el deportivo Rhenus, donde se celebraba un
partido de basquetbol, en la Opera, en bibliotecas y cines.

El supuesto terrorista fue identificado por las fuerzas del orden,
tiene 29 años y es oriundo de Estrasburgo, donde frecuentaría medios
radicalizados. Según el ministro del Interior, Christophe Castaner,
“el individuo es conocido por faltas de derecho común”. Además, estaba
fichado con una “S”, como todas aquellas personas que pueden presentar
un peligro para la seguridad nacional.

Ayer mismo por la mañana, la gendarmería había desembarcado en su casa
en el marco de una investigación sobre un robo, pero el hombre no
estaba en su domicilio y no pudo ser detenido. En el registro, los
gendarmes encontraron varias granadas.

El presidente Emmanuel Macron fue informado de los eventos cuando se
encontraba con unos 400 diputados y senadores de su partido, La
República en Marcha; el mandatario puso fin a la reunión y pidió al
ministro del Interior, Christophe Castaner que se desplazara hasta la
capital de Alsacia.

El mercado de Navidad de Estrasburgo tiene una afluencia de 2 millones
de personas al año, y aunque los ataques no han tenido lugar en el
interior, sí ha sido en la proximidad, donde hay muchos restaurantes y
comercios.

En el año 2000, ya se logró desbaratar un proyecto de atentado con
bomba en esta zona, junto a la catedral de Estrasburgo.

Cuando tuvieron lugar los atentados de París, en noviembre de 2015, en
las cafeterías y la Sala de conciertos de Bataclán, se barajó la
posibilidad de suspender el mercadillo, pero era una forma de dar
razón a los terroristas, y las autoridades decidieron mantenerlo
abierto, como han seguido haciendo cada año.

Entre los heridos se encuentra un militar que participaba en la
operación Sentinelle, un dispositivo del ejército desplegado tras los
atentados de enero de 2015 para hacer frente a la amenaza terrorista,
protegiendo los sitios considerados sensibles, como es el Mercadillo
de Navidad, que cada año atrae a unos dos millones de personas por
esta temporada.

Grupos vinculados con el Estado Islámico han publicado en las últimas
semanas carteles en redes sociales como Telegram en los que anunciaban
ataques contra la Navidad Cristiana, entre ellos los mercadillos, como
el de Estrasburgo.

Este tipo de objetivos forman parte de la estrategia de los yihadistas
de atacar a otras religiones, entre ellos la musulmana, como ocurrió
en la ciudad de Berlín y más recientemente en contra cristianos coptos
en Egipto.

Entre tanto, el gobierno francés declaró el estado de emergencia, como
una medida cautelar, hasta no asegurarse que la población de
Estrasburgo y zonas aledañas se encuentran fuera de peligro.

El Dato: Confesiones religiosas, xenofobia o conflictos étnicos han
motivado más de 2 mil 500 actos de terrorismo en Francia.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*