domingo , 2 octubre 2022

Indonesia, entre escombros y agua, suma 832 muertos

La televisión indonesia mostró el video del momento en el que el
tsunami golpea Palu: una poderosa ola arrasa la costa con gente que
grita aterrorizada. El agua se estrella contra los edificios y una
gran mezquita que se derrumba bajo su potencia. “Corrí cuando vi las
olas golpeando casas en la costa”, dijo el residente de Palu,
Rusidanto, quien como muchos de los habitantes del lugar sólo tiene un
nombre.

El dato: El terremoto de magnitud 7.5 azotó la isla indonesia de
Célebes, el viernes, el movimiento, con sus réplicas, desencadenó un
tsunami que afectó al distrito de Palu.

Nining, otro de los residentes, declaró: “muchos cadáveres están
diseminados en la playa y flotando en la superficie del mar”.

Un funcionario aseguró que el tsunami “ocurrió cuando aún tenemos
dificultades para recolectar datos de nueve pueblos afectados por el
primer terremoto”.

Un controlador de tráfico aéreo que se quedó atrás para asegurarse de
que despegara un avión de pasajeros está entre las primeras víctimas.
Sus colegas evacuaron la torre cuando sintieron los terremotos pero
Anthonius Gunawan, de 21 años, se quedó para asegurarse que el avión
despegara con seguridad. Anthonius murió después de saltar de la torre
de control, cuando creyó que se estaba derrumbando.

Yohannes Sirait, portavoz de Air Navigation Indonesia, dijo que
potencialmente había salvado la vida de las cientos de personas que
estaban a bordo del avión.

Por otro lado, más de la mitad de los 560 reclusos en una prisión de
Palu huyeron después de que sus paredes colapsaron durante el sismo
del pasado viernes, dijo su director, Adhi Yan Ricoh.

“Fue muy difícil para los guardias de seguridad impedir que huyeran,
ya que tuvieron que salvarse a sí mismos también”, dijo a la agencia
estatal de noticias.

Ricoh dijo que no había un plan inmediato para buscar a los reclusos
porque el personal de la prisión y la policía se consumían con el
esfuerzo de búsqueda y rescate.

Mientras tanto, los hospitales están desbordados. El doctor Komang Adi
Sujendra, director del Hospital Undata en Palu, buscaba la ayuda del
público después del terremoto.

“En este momento, en nuestro hospital, la electricidad está fuera de
Palu, las carreteras están rotas, la red telefónica no funciona”, dijo
en un video publicado en Twitter. “Estamos esperando cualquier ayuda.
Necesitamos carpas, medicinas, lienzos, enfermeras…”.

SE PREPARAN PARA GUARDAR LUTO POR MILES. La Agencia Nacional de
Gestión de Desastres de Indonesia informó que la cifra de muertos por
el sismo y el tsunami aumentó a 832, mientras el vicepresidente de
Indonesia, Jusuf Kalla, aseguró que el número final de muertos se
acerca a los “miles”.

El presidente indonesio, Joko Widodo, llegó ayer a la ciudad de Palu,
una de las más devastadas por el desastre natural, donde instó a no
desistir en los trabajos de rescate.

Las imágenes de satélite difundidas por los equipos de socorro
reflejan daños graves en algunos de los principales puertos marítimos
de la zona, con muelles y puentes destrozados y barcos volcados.

El gobierno informó que el área afectada por el desastre es más grande
de lo que inicialmente se pensaba, y que los rescatistas sólo tienen
acceso a uno de los cuatro distritos afectados, la ciudad de Palu.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*