martes , 4 agosto 2020
Un partido demencial, en tiempo extra; Seattle le quita el invicto a los 49ers

Un partido demencial, en tiempo extra; Seattle le quita el invicto a los 49ers

Para que San Francisco perdiera el invicto tenía que haber un partido
demencial, y lo hubo. El encuentro, repleto de disparates, fue para
Seattle, que le arrebató a domicilio el invicto al equipo de Kyle
Shanahan que luchó hasta el final, se repuso a errores e
imponderables, pero tuvo que ingerir su primera caída de la temporada.

Las defensas fueron protagonistas. Cinco balones sueltos provocaron 22
de los 45 puntos que se generaron en el tiempo regular. Ni Jimmy G.,
ni Russell Wilson se sintieron plenamente cómodos en el encuentro.
Cada uno consiguió un pase de anotación, pero Garoppolo sufrió de más,
pues dos de los fumbles fueron liberados por él, fue interceptado, y
su receptor predilecto, Emmanuel Sanders, tuvo que abandonar temprano
el duelo por una lesión en las costillas.

Sin embargo, los 49s volvieron a mostrar resilicencia y se repusieron
a una desventaja de 10 puntos en el último cuarto, gracias a un
touchdown de la defensiva, la conversión de dos puntos, y uno de los
tres goles de campo de Chase McLaughlin, el pateador improvisado que
no desaprovechó su oportunidad  ante la lesión de Robbie Gould, pero
al momento de ponerse la capa de héroe no le quedó. El novato falló el
gol de campo que le daría el triunfo a su equipo en tiempo extra.

Su colega rival, Jason Myers, sí tomó la oportunidad en la última
jugada, aunque con el empujón del que sigue en todas las pláticas por
adjudicarse el MVP de la temporada, el pasador Wilson, que tampoco
tuvo un trayecto sencillo. Lidió con las pérdidas de balón de sus
compañeros y también fue interceptado en un momento crítico. Pero
ejecutó movimientos maestros en los momentos indicados.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Características Vídeo