viernes , 24 enero 2020
Piden restituir arte precolombino robado de culturas Nazca, Inca y Chimú

Piden restituir arte precolombino robado de culturas Nazca, Inca y Chimú

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, hizo
un llamado a Estados Unidos y a los países europeos para restituir el
patrimonio precolombino y virreinal que ha sido robado y saqueado
durante siglos, en países como México y Perú, y más tarde vendido o
subastado.

Así lo expresó ayer, durante la entrega de 37 piezas arqueológicas y
virreinales, entre vasijas, cántaros, objetos de piedra y un textil
que datan de los años 200 d.C. y hasta el periodo virreinal, saqueadas
del territorio peruano y que corresponden a las culturas nazca, chimú,
inca, lambayeque, recuay y chancay, y dos piezas del periodo
virreinal.

Le estamos recomendando a algunos países, especialmente europeos y a
Norteamérica, que hagan lo mismo, que restituyan el patrimonio
cultural que está en su poder a los pueblos que lo crearon. Estamos
demandando eso, mientras lo estamos haciendo”, expresó durante un
anuncio en alusión a los recientes hechos que marcaron la venta de
arte precolombino de México en subastadoras como Sotheby’s y la Casa
Millón de París.

Y aunque reconoció que para muchos podría ser anticlimático reunirse
para llevar a cabo dicha entrega de piezas arqueológicas, mientras el
mundo está al borde de una conflagración, México y Perú están haciendo
lo suyo: crecer el acuerdo comercial y cultural entre ambas naciones,
considerando que la inversión mexicana en Perú ha rebasado los 17 mil
millones de dólares, mientras que el turismo de Perú a México ya es
más importante que el que recibimos de Francia.

Además, aseveró que es vital impedir el saqueo de las piezas del
patrimonio cultural, “y digo saqueo porque frecuentemente fueron
extraídas de forma ilegal, como fue en este caso, que se habla de un
decomiso porque es ilegal”, dado que es responsabilidad del Estado
recuperar las piezas saqueadas para que puedan apreciarlas las
próximas generaciones, ya que forman parte de nuestra identidad.

Durante la entrega, Diego Prieto, director del Instituto Nacional de
Antropología e Historia (INAH), comentó que estas piezas llegaron a
las autoridades mexicanas a través de diversos decomisos y también la
entrega voluntaria de piezas en Estados Unidos y el centro de México.

Sin embargo, al realizar el registro de las piezas, dijo, “encontramos
características que no correspondían a las culturas que florecieron en
nuestro territorio. Así que el personal del Registro Público de
Monumentos del INAH, con asesoría remota de la arqueóloga María Isela
Leyva, adscrita al Ministerio de Cultura del Perú, concluyeron que se
trata de evidencias precolombinas de Perú.

Al término del anuncio, Alejandro Bautista, subdirector de Registro de
Monumentos arqueológicos del INAH, detalló que al menos tres de las 37
piezas provinieron de un decomiso realizado en Estados Unidos.

Mientras que las 34 piezas restantes provienen de entregas voluntarias
de particulares en la Ciudad de México y el Estado de México que
tenían estos bienes en sus domicilios”, dijo.

Destacó que en su mayoría se trata de vasijas de barro, platos, ollas
y cántaros escultóricos con representaciones de felinos y rostros
antropomorfos adjudicados a distintas culturas precolombinos de Perú,
así como dos objetos de piedra y dos de metal, entre los que destaca
una aguja metálica que es un ornamento para la vestimenta femenina de
la época inca.

Por último, reconoció que el decomiso realizado en EU fue en 2010,
aunque las piezas fueron enviadas a México hasta 2017 y que el resto
provienen de donaciones realizadas entre 2017 y agosto de 2019.

CORRIGEN RUTA AL TREN MAYA

En entrevista  Pedro Sánchez Nava, coordinador nacional de
Arqueología, reveló que en las primeras lecturas de los datos para la
construcción del Tren Maya se detectó la invasión del tramo en los
polígonos protegidos de las zonas arqueológicas de Cobá y Chichen
Itzá, por lo que solicitó las correcciones puntuales en esa parte del
proyecto.

“En una primera lectura de los planos que nos dieron se veía la
incidencia (de la ruta) dentro de los polígonos de algunas zonas
arqueológicas. En primera instancia, pedimos la corrección; es un
error de coordenadas. Así lo queremos asumir. Pero cuando vimos esa
incidencia de estaciones o del trazo dentro de las zonas arqueológicas
como Cobá o Chichén Itzá, pedimos la corrección”, expresó.

Además, adelantó que el INAH pondrá especial cuidado en los estudios
que se realicen entre la zona arqueológica de Cobá y la de Tulum,
debido a que “hay muchos vestigios que se tendrán que explorar en su
momento”.

Detalló que ya tienen algunos puntos identificados con la ayuda de
trabajos previos realizados recientemente, así como la obtención de
datos a partir de los escaneos realizados con el sistema Lidar.

Estudios previos nos determinan que cerca de Cobá y Tulum hay
vestigios que se tendrán que explorar; lo tenemos identificado por
trabajos realizados recientemente, y que ahora con estas primeras
lecturas se están corroborando que están dentro de dicho trazo”.

Finalmente, Sánchez Nava comentó que hasta el momento ha recibido el
50% del estudio Lidar que el INAH solicitó para revisar la ruta del
Tren Maya y comentó que mañana obtendrá el estudio final de la primera
etapa para la construcción del tren, mientras que la segunda parte lo
recibirá en seis meses, dado que aún faltan muchos datos duros.

De la primera etapa ya están los datos, de Palenque a Mérida, y con
eso podremos armar el proyecto arqueológico, para que en marzo ya
estemos caminando y podamos decir a la parte constructiva dónde pueden
entrar o en qué parte se necesitan realizar salvamentos
arqueológicos”, concluyó al término de la entrega de piezas
precolombinas a Perú, en donde también estuvieron el embajador Gustavo
Meza y la secretaria de Cultura Alejandra Frausto.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Características Vídeo