viernes , 15 noviembre 2019
Los ‘migrantes’ de Alejandro Santiago arriban a San Ildefonso

Los ‘migrantes’ de Alejandro Santiago arriban a San Ildefonso

Luego de exhibirse en varios sitios del país y el extranjero, desde
este jueves se muestra por primera vez en la Ciudad de México una
selección de 501 piezas del conjunto escultórico 2051 migrantes de
Alejandro Santiago (1964-2013).

El Colegio de San Ildefonso aloja esa exposición, que es resultado de
la preocupación del artista por el tema migratorio.

Alejandro Santiago, luego de una estancia en París, y de regreso a su
pueblo natal en Oaxaca descubrió que gran parte de sus vecinos y
amigos habían migrado a Estados Unidos en busca de mejores
oportunidades.

Las esculturas de la muestra perfilan ‘‘el espectro de los que ya no
están; constituyen una meditación sobre su ausencia y son reflejo de
las dimensiones y contradicciones del fenómeno migratorio”.

La muestra se inscribe en la celebración del 30 aniversario del Centro
de Investigaciones sobre América del Norte (Cisan) de la Universidad
Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó Eduardo Vázquez Martín,
coordinador ejecutivo del Colegio de San Ildefonso, quien dio a
conocer, junto con Lucio Santiago López, hijo del artista, y Graciela
Martínez Zalce, directora del Cisan, los detalles de la exhibición.

Tildados de criminales

La muestra de 501 piezas es la culminación de un esfuerzo muy grande
para trasladarlas, por las características de cada una, apuntó Vázquez
Martín.

Hoy vivimos en un mundo en el que ‘‘el dinero, el capital, tiene libre
tránsito sin importar las fronteras, y donde éstas son cada vez más
duras para las personas que quieren cruzarlas en busca de una mejor
vida, atraídos por ese mismo capital, acarreando mucho sufrimiento a
las personas y a las familias, pues en busca de esa prosperidad se
encuentran con que son señalados de criminales por intentar
cruzarlas”.

La exposición refleja el propósito, destacó el funcionario, de ‘‘dar
cuerpo a la ausencia por motivos de migración, dar presencia a las
almas de los migrantes”.

De acuerdo con Lucio Santiago López, al regreso de su padre de Europa,
éste ‘‘quiso pintar las tradiciones de su pueblo natal, pero se
encontró con un pueblo fantasma, habitado por menos de 100 familias,
cuando tuvo unas 2 mil 500.

‘‘Dejó su pasaporte y su visa para cruzar la línea y vivir en carne
propia esa experiencia rumbo a Estados Unidos. Fue deportado una vez,
pero luego se pasó un año recorriendo comunidades de inmigrantes del
aquel lado de la frontera.”

El artista advirtió que el número de cruces en memoria de los
migrantes que murieron en su intento de cruzar era de 2 mil 500 y
añadió otro, pues ‘‘siempre va a haber uno más”. Al regresar a Oaxaca,
Santiago trabajó con el apoyo de unas 40 jóvenes, durante más de un
lustro moldeando ese mismo número de esculturas antropomorfas,
realizadas en arcilla refractaria de Zacatecas de alta temperatura,
cada una diferente, con historias individuales. ‘‘Más que tener un
nombre, su carga emotiva y energética radica en la expresión de cada
obra”.

Como parte de la exposición 2501 migrantes, se efectuarán de manera
paralela, conferencias, presentaciones de libros y un ciclo de cine.
La programación completa puede consultarse en la página electrónica
www.sanildefonso.org.mx a partir del 8 de noviembre.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Características Vídeo