viernes , 30 septiembre 2022

El patrimonio artístico de México, en gigapixeles

Cada personaje, por más ínfimo que sea, pintado por Diego Rivera en
1947, sobre su representativo mural “Sueño de una tarde dominical en
la Alameda Central”, está dispuesto para cualquiera que pretenda
estudiarlo a detalle, de manera gratuita y en superalta resolución.
Cada texto escrito por Miguel Cabrera en los lomos de los libros y al
pie de su inconfundible “Retrato de Sor Juana Inés de la Cruz”, en
1751, ahora es accesible para su estudio.

Más que nunca son escudriñables las texturas, las sutiles pinceladas
que un minucioso Juan O’Gorman fue dejando en el  paisaje “La Ciudad
de México”, de 1949. Lo mismo que es perceptible la maestría
milimétrica de los textiles otomíes tenangos, que resguarda el Museo
de Arte Popular; y lo casi tangible que resulta la xilografía “Doce
horas modernas. La hora del tigre”, que el maestro grabador Yoshitora
Utagawa trabajó entre 1868 y 1912, como parte de las pasiones del
coleccionista Alvar Carrillo Gil.

Todo eso, al alcance de los usuarios de telefonía celular, a partir
del programa Museos en Megapixel, impulsado por la Secretaría de
Cultura federal con la colaboración del Instituto Nacional de Bellas
Artes (INBA), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)
y la Dirección General de Culturas Populares Indígenas y Urbanas, a
través de la tecnología de Second Canvas, una herramienta para la
digitalización de acervos artísticos y patrimoniales creada por la
compañía española Madpixel.

Un proyecto para enriquecer

El proyecto fue dado a conocer  en el Museo Mural Diego Rivera por
autoridades de las instituciones antes mencionadas.

Ahí se anunció que los cinco recintos que aportaron parte de su acervo
son los museos Nacional de Historia, de Arte Moderno, de Arte Carrillo
Gil, Mural Diego Rivera y el Nacional de Culturas Populares, los
cuales permitieron la digitalización, en los más altos estándares, de
25 piezas artísticas y su puesta a disposición para todo el público a
través de cinco aplicaciones descargables, de manera gratuita, en los
tres sistemas operativos más populares de telefonía celular.

“A todas las imágenes les fue incorporada una ficha de contenidos
generales que puede incluir información de la obra, cronología, estilo
y una descripción. Además disponen de contenido multimedia, como
narraciones que acompañan al visitante a través de un recorrido por la
obra”, dio a conocer Vania Ramírez, encargada de proyectos de la
Agenda Digital de la Secretaría de Cultura federal, y agregó que los
museos podrán continuar enriqueciendo sus contenidos e ingresando
nuevas obras según las prioridades de cada uno.

Kondo García, director de Second Canvas, explicó que además de
trabajar en la digitalización en superalta resolución y la creación de
herramientas que permiten la publicación de estos contenidos, su
equipo está desarrollando una herramienta que facilitará a los museos
la digitalización propia de sus contenidos. “En el último trimestre de
este año —anunció— lanzaremos una solución que permita que los museos
digitalicen por sí solos y de una manera sencilla (…) Vamos a
simplificar el proceso y pretendemos que la barrera económica también
se elimine, de manera que instituciones de pequeño y mediano tamaño
puedan abordar este tipo de procesos”.

Por su parte, Magdalena Zavala, coordinadora nacional de Artes
Visuales del INBA, refirió que “a los interesados del estudio de las
colecciones y de las obras pictóricas les permitirá tener un análisis
muy pormenorizado de las piezas y los detalles que genera la
incorporación de la tecnología en los museos, la cual, aseguró, nos
permite compartir el conocimiento; porque un museo sin visitantes, sea
virtual o presencial, es un museo que no significa nada para su
patrimonio”.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*