miércoles , 5 octubre 2022

Causa polémica el diseño del nuevo billete

La nueva familia de billetes que estará en circulación de forma
escalonada, a partir de hoy (martes), cumplirá con al menos dos
propósitos: generar identidad histórica en el diseño y exaltar el
patrimonio natural del país, afirmó el gobernador del Banco de México,
Alejandro Díaz de León.

Al presentar el primer billete de esta familia que se pondrá en
circulación, el de 500 pesos, el banquero central destacó que
convocaron a un grupo eminente de expertos para determinar los
personajes históricos que estarían en los diseños, así como la fauna y
flora que incluirían.

En este proceso participaron especialistas del Instituto Nacional de
Antropología e Historia, del Instituto Nacional de Bellas Artes, de la
Academia Mexicana de la Lengua, del Centro de investigaciones y
Estudios Superiores en Antropología Social, del Sistema Nacional de
Áreas Protegidas, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, del
Consejo de Protección a la Biodiversidad y del Instituto Nacional de
Estadística y Geografía .

Igualmente, contaron con el apoyo de expertos del Instituto Nacional
de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, la Sociedad
Mexicana de Autores, diversos centros de estudio de la UNAM, que
incluyeron el área de artes plásticas.

Además del cuidado que pusieron en la convocatoria de expertos
multidisciplinarios, el Banco de México realizó un seminario para
diseñadores de billetes de todo el mundo que les permitió la selección
de las materias primas óptimas para los nuevos billetes, así como
determinar los elementos de seguridad que incluirían.

Este proceso de diseño, recopilación de datos, análisis y consulta
para determinar estas características inició en el 2013, indicó el
banquero central.

De Tenochtitlán a la Independencia

El nuevo billete de 50 pesos, cuya puesta en circulación no está aún
programada, será el de menor denominación que circulará en el país.
Tendrá en su diseño el proceso histórico de México antiguo y el
ecosistema representativo será el de ríos y lagos.

Según el Banco de México, la nueva familia de billetes ya no tendrá la
denominación de 20 pesos, donde hoy tenemos al frente a Benito Juárez.
Retrato que, a partir de hoy estará en el billete de 500 pesos.

El de 100 pesos tendrá en su diseño la Colonia y bosques templados. En
el frente, regresará el retrato de Sor Juana Inés de la Cruz. En el
reverso, estará la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca. El
nuevo billete de 200 pesos retratará el proceso histórico de la
Independencia; además, tendrá de ecosistema los matorrales y
desiertos. De frente, estará ilustrado por retratos de Miguel Hidalgo
y José María Morelos.

El nuevo diseño del billete de 1,000 pesos representará el proceso
histórico de la Revolución y retratará el ecosistema de selvas
húmedas. En el anverso, tendrá a Francisco I. Madero, Herminia Galindo
y Carmen Serdán.

El Banco de México tiene previsto que, en caso de que sea necesaria la
emisión de la denominación del billete de 2,000 pesos, tendrá por
componentes temáticos: México contemporáneo y selvas secas. Al frente,
un retrato de Octavio Paz y Rosario Castellanos; en el reverso, el
paisaje agavero.

Bajo la lente de los expertos

Más allá de las reacciones en redes sociales que se generaron durante
el lunes, expertos en diseño comunicacional, gráfico y artistas
emitieron sus opiniones sobre los aciertos y desatinos en el diseño
del nuevo billete de 500 pesos.

Tal es el caso de David Tirado, gerente de comunicación de Citi
Private Bank, quien nota posibles confusiones con el billete de 20
pesos: “Ya tenemos un (billete) que es muy similar y utilizaron los
mismos colores, lo cual se presta para malinterpretaciones. Esto es
muy grave, tomando en cuenta que desde el punto de vista de
comunicación lo que quieres es diferenciarlos, ya sea con algún
símbolo o colores y en este caso no hay muchos elementos
diferenciadores”, explicó, añadiendo que “con este (nuevo billete) hay
varias combinaciones que salen del código de color de los anteriores,
tirándole a tonos guinda y rosados. Esto es malo, pues necesitas el
elemento que dice 500 para identificar que es un billete de esa
denominación”.

Por su parte, la artista Mariana Paredes habla de la pérdida de dos
grandes íconos de la cultura mexicana en el billete anterior:
“Considerar (sacar) a personajes que provienen del ejercicio de la
ciudadanía y las artes como Rivera y Kahlo en la representación
nacional es quitar valor a todas las artes, la poesía o la literatura
y nos hacen pasar a la época del diseño corporativista”, expresó.

En cuanto a la composición y la estética en general, Rogelio Corona,
experto en Branding, insiste en que “los detalles técnicos de diseño
se ven mal hechos en los degradados y considero un elemento
innecesario utilizar el logotipo del Banco de México en un tamaño tan
grande, ya que compite visualmente con la denominación del billete y
resta protagonismo a la cara de Benito Juárez (…) además, los
colores usados: azul, ocre y el verde de los elementos de seguridad no
resultan para nada armónicos. La integración de los elementos me
parece floja y burda”.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*