miércoles , 10 agosto 2022

A subasta obra saqueada por nazis devuelta a sus herederos

Por casi 80 años, la pista de un retrato renacentista del siglo XVI
saqueado por los nazis en Holanda estuvo completamente perdida.

Pero a finales del año pasado, la casa de subastas Christie’s fue
contactada sobre su potencial paradero, y la preciada pintura fue
devuelta a sus herederos legítimos en Los Ángeles. En abril se
subastará en Nueva York.

El retrato del artista alemán Lucas Cranach el Viejo, le pertenecía a
Fritz Gutmann, quien tenía una amplia colección de arte en su
residencia en Holanda. Gutmann y su esposa fueron asesinados en los
campos de concentración de Theresienstadt y Auschwitz, y su colección
fue saqueada por el alto comando nazi.

Luego de la guerra, el hijo de Gutmann y después su nieto buscaron la
pintura, una de las joyas de la colección, durante décadas. El nieto,
Simon Goodman (la familia cambió su apellido), dijo que el cuadro
estuvo listado en un inventario de obras recomendadas para el uso
personal de Adolfo Hitler.

«Esa fue la última mención que pude rastrear», dijo Goodman y agregó
«la pista se perdió por completo».

Personas que tenían la obra en su posesión, cuya identidad Christie’s
no está haciendo pública, contactaron a la rematadora a fines del 2017
para ver si de hecho era de la colección de Gutmann.

«No estaban seguros de lo que tenían”, sentenció Goodman.

GRACIAS A UN LIBRO

Goodman, quien vive en Los Ángeles, contó que el acercamiento a la
casa de subastas se produjo gracias a su libro The Orpheus Clock, en
el que detalló su búsqueda de obras de arte robadas a su familia.

«Imagínate, alguien agarra mi libro en una biblioteca local y mira en
lo que resulta», dijo. «Es bien fortuito».

Agregó que de todas las obras de su familia desaparecidas, esta era
una de las que menos esperaba encontrar y la que más quería.

Goodman finalmente vio el cuadro, titulado Retrato de John Frederick
I, elector de Sajonia, hace unas semanas en Nueva York.

«Mi esposa me tomó una foto abrazándolo como a un miembro perdido de
la familia», relató. «Es maravilloso encontrar algo que ha
sobrevivido. Estoy tocando algo que mi abuelo amó».

Goodman, de 70 años, nació en Londres unos años después de que sus
abuelos, originalmente de Alemania pero se mudaron a Holanda, fueron
asesinados.

«Me estoy reconectando con la familia que nunca conocí» a través de la
obra, manifestó.

Dijo que hasta ahora se ha recuperado cerca de un tercio de la
colección de su familia, y que continúa buscando muchas piezas, lo que
es una labor de tiempo completo.

La pintura, con un precio de venta estimado en entre 1 y 2 millones de
dólares, será subastada el 19 de abril.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*