Beef Master, la crianza por excelencia Raza de bovinos con el sello ´´Canales´´

Por Francisco Pucheta González

Hace 35 años, Manuel Canales Escamilla incursionó en el campo de la ganadería lo que al paso de los años lo convierte en uno de los expertos criadores de la raza Beef Master, genéticamente mejorada y con fuerte presencia no sólo en México sino también en los Estados Unidos, donde ha proyectado su buena y bien ganada fama de productor pionero en el noreste del territorio nacional.
Reconocido como el prototipo de bovinos que vino a revolucionar el mercado de los cárnicos y sus derivados, por su alto rendimiento y valor nutritivo, la Beef Master se convierte también en la número 1 en ventas de ganado de registro siendo una de las más reconocidas en el sur de Estados Unidos y en el noreste de la república mexicana, sin demeritar la buena calidad de las demás razas que también son excelentes.
Pero se cumplen 29 años que Canales y sus tres hijos que estaban en etapa de la adolescencia incursionaron de lleno en la producción de ganado de alto rendimiento y buena clasificación. Antes habían experimentado con una especie de cebú tipo americano y charolés pero cedieron al cambio exitosamente.
´´Tenemos casi tres décadas con la crianza de esta raza, con excelentes resultados, y obviamente debo reconocer el apoyo que en la cuestión genética me brinda mi hijo José Luis que se ha convertido también en un experto en esa rama junto conmigo, pues no me puedo quitar mi mérito… ¿verdad?´´, nos dice con un aire de lozanía en su rostro.
Inclusive José Luis Canales es un personaje reconocido en Estados Unidos donde muy seguido lo invitan a participar de juez calificador para la misma especie, en las exposiciones que se promueven allá.
A través de una mejora continua, invirtiendo en los sementales de óptima clasificación, se procede a la inseminación con la certeza de un éxito garantizado dado el origen del producto que es de los mejores y más costosos toros de la Unión Americana, lo que ha permitido a Manuel y sus hijos obtener 8 lugares a nivel nacional y un sinnúmero de premios y reconocimientos en Tamaulipas
Por otro lado, merced al apoyo de los ganaderos de la región la familia Canales-Bermea tiene ventas muy importantes de ganado en pie todos los años dado el gran prestigio alcanzado a lo largo de esos casi 6 lustros de entrega al trabajo con el Beef Master, cuyos sementales son usados por los ganaderos para mejorar su genética y obtener becerros más pesados, es decir lograr más kilogramos en menos tiempo.
Atrás quedan aquellos años (hace 35) cuando Canales Escamilla incursiona en la ganadería teniendo como soporte el ´´Rancho Los Papalotes´´, donde sin definir ninguna raza compra algunos animales para la conformación de sus propios hatos.
De un cebú, tipo americano, también de registro logra un pie de cría como de 60 excelentes vacas pero platicando con sus hijos, muy jóvenes todavía, les comenta que el mercado era muy lento, que no los beneficiaba gran cosa en relación a la recuperación de la inversión de corto plazo.
Fue entonces que aprovechando una invitación hecha por el Departamento de Agricultura de Texas, planearon un recorrido al área de Corpus Christi visitando unos 12 ranchos y en ese inter se topan con la raza Beef Master. ´´Y la verdad, nos enamoramos de ella… le dije a mis hijos que iba a comprar unas vacas´´. Invierte en 10 de registro, bajo la fórmula de 3 en uno o sea traían una cría en un lado y estaban preñadas, absteniéndose de la compra del semental porque estaba muy caro y refiriéndole a sus hijos: ´´vámonos con esto y a ver qué hacemos con el toro padre´´.
Al año ya requerían de un semental y volvieron a los criaderos de Texas para comprar uno adaptable a sus necesidades y costos adquiriéndolo de excelente calidad aunque por supuesto había otros muchos mejores, recuerda Canales Escamilla.
Fue así como empezó una carrera exitosa deshaciéndose de las otras razas que habían logrado conjuntar para quedarse exclusivamente con el Beef Master, que para entonces conformaban un pie de cría de unos 30 animales.
Llega un momento en que Manuel le dice a sus muchachos que hay que tomar una decisión estricta, entre depurar el hato ganadero a través del sacrificio o venta para desechar lo que no les gustaba y quedarse exclusivamente con crías ya muy selectas. Así lo hicieron por espacio de tres años lo que les permitió afianzar el prototipo de raza que deseaban tener de suerte que cuando llegan a las exposiciones ganaderas de Beef Master que se celebran en el país, los criadores lo sacan a colación con una lacónica expresión: ´´mira este de Canales´´, que ya es un orgullo.
Y todo porque Manuel y sus hijos buscan ciertas cualidades en su ganado para que tengan mejor presencia y valor verdadero.
En la región sólo hay tres gentes dedicados a la crianza de esta raza, pero a nivel nacional es la asociación mas fuerte con cerca de 500 integrantes de todo el país y la base de la beef master se da en Monterrey, porque allá empezó la agrupación hace muchos años y ha crecido tanto que sólo en Baja California no hay esta raza de ganado.
Actualmente esta especie invade regiones del trópico, las zonas áridas del norte de Coahuila, Sonora, Chihuahua en fin en todas partes el Beef Master predomina sobre otras.
Los Canales acaban de estar en Tabasco en donde uno de los productores fuertes de la región les asegura que por allá hay mucho ganado cebú pero que ya los colorados (Beef Master) empiezan a verse por todas partes, a pesar de las áreas difíciles y plagas que existen en la zona.
Su mercado depende de la calidad de los animales pero para dar una idea un becerro comercial destinado a sacrificio, de 8 meses, puede costar ahora que los precios subieron unos 9 mil pesos.
Pero los becerros del Rancho Los Papalotes de entre 9, 10 y 12 meses se tasan un poco más arriba mínimo 3 o 4 veces más que el ganado comercial.
La asociación nacional de esta raza cuenta con una revista que se edita bimestralmente y circula en todo el país ´´Beef Master, de Ganado para Ganaderos´´ que es la mejor en su medio, siendo el doctor Artemio Garza, ya fallecido, el que le dio mucho impulso a la publicación, cuyo tiraje se ha incrementado gracias a que José Luis Canales la ha estado promoviendo entre el gran círculo de socios.
Las presencia de los Beef Master se hacen presentes en todos los estados de la república, a través de exposiciones en Tamaulipas, Nuevo León, Campeche, Mérida, Tabasco, Veracruz , Sinaloa, San Luis Potosí, Chihuahua y Sonora con una aceptación increíble.
A pesar de las limitaciones que sortean los ganaderos de la región por los climas extremosos que se dan aquí, se ha aumentado la calidad de una manera increíble, porque se cuentan con los mejores sementales que hacen posible la venta de semen a otros ganaderos.
Precisamente en el Rancho Los Papalotes está arrancando una nueva etapa en el campo experimental y fue este viernes 5 diciembre cuando se hizo el primer experimento de lavado de embriones (ya se hace en USA) que es otro proceso en donde se prepara la hembra, se insemina con semen de los mejores toros y luego se extraen los embriones por parte del técnico especializado, para implantarse en fresco a una vaca receptora que no tiene nada que ver ni con la madre ni con el padre por tratarse de un vientre prestado, en donde se desarrolla y lo pare. El semen excedente se congela y se guarda para futuras aplicaciones.
Es un proceso novedoso para la región pero en Estados Unidos es el mejor método para mejorar la genética y tener muchas crías de una misma vaca en el mismo año. Así una vaca que por naturaleza da una cría por año, en las nuevas condiciones aportan de 12 a 15 crías de la misma vaca con el mejor toro.
Es lo que hacen en el Rancho Los Papalotes y don Manuel Canales se siente muy orgulloso de sus hijos José Luis, Manolo y Jorge por estar siempre metidos en una constante lucha por mejorar la raza del hato ganadero que poseen.
Finalmente, cuando hablan de malos recuerdos se refieren a la intensa sequía de tres años que padeció la ganadería regional (2011, 2012 y 2013), ´´en donde por poco perdemos hasta el modo de andar´´, reconoce Canales Escamilla quien destaca que para mejorar el potrero le han invertido trabajo de maquinaria logrando la multiplicación del forraje que exponencialmente les permite tener las vacas con sus crías a buen recaudo y con un buen desarrollo para continuar con sus ventas anuales de un promedio de 45 machos.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*