miércoles , 6 julio 2022
SE SIRVEN CON LA “CUCHARA GRANDE”

SE SIRVEN CON LA “CUCHARA GRANDE”

Por Clemente Castro González

Es inconcebible que personajes del gobierno utilicen los recursos de la dependencia para la que laboran, para fines distintos a la función pública.
Pero aún es que, una vez descubierto su desliz, con unos golpes de pecho y una “mea culpa”, se le “eche tierra” al ilícito y las más de las ocasiones se dé borrón y cuenta nueva.
Viene a cuento por la “balconeada” que le acaban de dar al titular de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), DAVID CORENFIELD FEDERMAN, porque utilizo un helicóptero de ente a su cargo, a fin de transportarse junto a su familia del fraccionamiento Bosque del Real, Huixquilucan, Estado de México, al aeropuerto Benito Juárez del Distrito Federal.
La justificación es que ese traslado se dio porque iba a recibir atención médica, aunque reconoció que había sido un error y pagó a la tesorería de la república por usar la aeronave. Acto seguido ofreció una disculpa pública.
Cabe señalar que CORENFIELD FEDERMAN se dio a la tarea de amortiguar el efecto mediático, al divulgar una imagen de su rodilla en la que porta un aparato. Sin embargo, la quemada ya nadie se la quita.
Lo lamentable es que, al final de cuentas, el “inexcusable error” queda en eso, en tanto que, en el presente sexenio, han ocurrido cosas peores, sin mayores consecuencias excepto el repudio del respetable.
Se supo sobre el caso debido a que vecinos del director de la CONAGUA, ventilaron la anomalía desde el pasado domingo, a través de redes sociales. “Taxi federal llega a Bosque Real”, se leía.
Ello significa que los ciudadanos, en general, siguen agraviados por los abusos que se dan desde las esferas del poder, algo que parece interminable.
Con relación a nuestro entorno cercano, referimos que se trata del mismo funcionario que no hace mucho estuvo en la entidad para echar andar las obras del acuiferito y el que no cree conveniente la construcción de la línea dos del Acueducto Guadalupe Victoria, de la presa Vicente Guerrero a la ciudad capital.
Esto, suponemos, con la idea de optimizar los recursos naturales y económicos con que se cuenta. Ya sabe usted: el agua no es renovable y el dinero no alcanza.
Por supuesto que no es el primero ni será el último “servidor público” que ponga a disposición propia y de su familia los recursos que son para “hacer el bien común”.
El sexenio pasado, se corrió la versión de que el responsable de protección civil de la entidad se dabas sus gustos particulares en el helicóptero de esa coordinación.
Igual se mencionó que un ex rector de la UAT, el cual fue defenestrado por la “comunidad universitaria”, hacía algo similar con la aeronave de la institución, cuando dirigía los destinos de la casa de estudios.
Pero parece que esos son “pecados” menores en el ejercicio de la función pública, siempre y cuando no se caiga de la gracia de la jefatura política en turno.
De cualquier manera, benditas redes sociales, que se tejen por todas partes y ponen al descubierto lo que no se sabría de otra manera, excepto por investigaciones periodísticas o filtraciones.
Eso es importante para que los ciudadanos y la sociedad conozcan la verdad de lo que ocurre en los órdenes de gobierno.
RULETA
Vale la pena escuchar la voz de quienes tienen la misión de cuidar que no se abuse de los usuarios de servicios financieros, más en vacaciones, dada la posibilidad de atracos, en perjuicio de aquellos ciudadanos que utilizan sus tarjetas de crédito o débito.
Resulta que es común el incremento del uso del dinero plástico durante el asueto, hasta en un 50 por ciento más que en temporada normal. Esto propicia que aumente la probabilidad de que se hagan cargos indebidos en perjuicio del tarjetahabiente.
Los maleantes saben que en vacaciones las personas están relajadas y gastan más allá de lo común y eso representa una oportunidad para cometer atracos.
De ahí que se recomiende, entre otras medidas, hacer compras y pagos de servicios en lugares reconocidos, guardar los recibos por éste tipo de transacciones y no proporcionar el número confidencial de su tarjeta.
Sin duda que hay que escuchar la voz de los expertos, en caso de que sea usted usuario de éste tipo de servicios financieros.
Al buen uso de la tarjeta deben contribuir los establecimientos comerciales, dado que deben solicitar identificación a las personas que hacen éste tipo transacciones. De lo contrario, estarían ayudando a que robos en contra de su clientela.
Cabe señalar que en el 2014 los delincuentes tuvieron ganancias superiores a los dos mil millones de pesos, por fraudes a cuentahabientes.
AL CIERRE
JOSÉ MARTÍN GARCÍA MARTÍNEZ, presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CODEHT), admitió que hay 11 procedimientos de queja contra la Procuraduría de Justicia en Tamaulipas, porque personas que presentaron denuncia por familiares desaparecidos no ven resultados en cuanto a las indagatorias para localizarlos.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*