“PIENSA MAL Y ACERTARÁS”

“PIENSA MAL Y ACERTARÁS”

Por Clemente Castro González

En el ambiente fluye la idea de que los mandos medios y altos de los grupos del crimen organizado no sólo están plenamente identificados por los aparatos de inteligencia y seguridad institucionales, sino que éstos pueden ser detenidos cuando ya no sirvan al sistema.
Desde luego que estamos ante algo complejo pero no es creíble que con los recursos y estrategias desplegadas desde el gobierno, los maleantes tengan la fuerza suficiente y habilidad para salirse con la suya. Al menos no podrían hacerlo de manera permanente porque, además, no estamos ante una sociedad proclive a la violencia.
El punto es que llama la atención que altos capos han sido capturados “sin hacer un solo disparo”.
Por supuesto que eso podría hablar de la eficiencia de las estrategias desplegadas en materia de seguridad pero también puede ser que se hayan establecido acuerdos con los forajidos para su entrega, en determinadas circunstancias.
Ahí están las detenciones de JOAQUÍN “CHAPO GUZMÁN” y la de SERVANDO GÓMEZ, La “TUTA”, ésta última verificada el pasado viernes en Morelia, Michoacán.
Se sabe que tales personajes contaban con personas a su servicio para evitar que los representantes de la ley, pudieran llegar hasta sus escondites.
Es de esperar que ese entramado funcione de manera adecuada porque los errores, a dichos niveles, se pagan con la vida.
Aún más, coordinados con los llamados “halcones” se encuentran los sicarios de confianza del “patrón”, dispuestos a enfrentar cualquier amenaza sea institucional o de bandas contrarias.
Pero en los casos referidos los cuidados hacia los altos jerarcas de la estructura delincuencial, simple y sencillamente fracasaron o fueron nulificados.
Sin embargo, hay indicios que llegan a generar la suspicacia en tanto entran en una lógica pero no terminan de embonar con otra.
Por ejemplo, a principios de febrero, “La TUTA” lanzó un mensaje de audio a través de redes sociales, en el cual precisó que era el último que emitía y cumplió porque lo detuvieron en los días posteriores.
Sobresale que entre las partes medulares de su mensaje sostiene que nunca ha tenido relación con militares, marinos, elementos de la gendarmería y policías federales o de la DEA. Es decir, están limpios de toda culpa.
Igual critica a sus rivales, dado que se dedican a causar daño a los ciudadanos al privarlos de su libertad para obtener dinero.
Palabras más o menos el ahora preso en la cárcel del Altiplano, señala que es un narcotraficante pero jamás un secuestrador.
¿Significa que llegó a un arreglo con las autoridades para ser exonerado de un cargo por el que podían dejarlo de por vida en la cárcel?
Otros acontecimientos que son pertinente señalar, en tanto parece ser parte de un mismo “paquete”, son el cambio en la Procuraduría General de la República y la aprobación de la Ley Anti corrupción.
¿Cuáles son los principales problemas que se enfrentan en el país? Sin duda son diversos pero entre los más sensibles tenemos: la impunidad, la corrupción y la urgencia de relevar al ya ex procurador.
Detener a La TUTA es combatir la impunidad; darle para adelante al sistema anti corrupción es responder a otra demanda de los ciudadanos y remover al “cansado” es saber escuchar el clamor popular y a las fuerzas políticas.
Hecho lo anterior se está en posibilidad de retomar las acciones de comunicación política de la federación, tan necesarias en un entorno donde los desaciertos del equipo gobernante han llevado a su partido a una caída de 12 puntos porcentuales en las preferencias de los electores.
Tal vez lo fundamental para la clase en el poder es seguir ahí, en ese espacio privilegiado, por lo que armar soportes favorables para modificar la percepción de los votantes es prioridad.
Obvio que nadie en su sano juicio puede estar en contra de que se generen condiciones de seguridad para las familias. Lo grave es que esto sea circunstancial, mientras se alcanzan las metas trazadas en el ámbito de las elecciones.
Si fuera así, vamos de mal en peor.
RULETA
Pararon trabajadores que se desempeñan en la construcción del Gasoducto Los Ramones, Nuevo León y que pasa por los municipios tamaulipecos de Mainero, Villagrán e Hidalgo hacia el Bajío.
Fueron alrededor de 70 empleados, la mayoría de Hidalgo, los que se inconformaron el pasado sábado y su protesta continuó hasta el lunes por la mañana debido a que les hacen descuentos que consideran indebidos.
Sucede que en los recibos de pago de los obreros les vienen deducciones por concepto de hospedaje, alimentación y cuotas sindicales para un gremio cetemista de Linares.
Los lugareños alzaron la voz dado que no se quedan en campamentos sino en sus casas, llevan alimentos y no están de acuerdo en que una organización sindical foránea les cargue la mano.
Son empresas privadas contratadas por Petróleos Mexicanos las que a su vez utilizan la mano de obra de las localidades, lo que es bienvenido pero no así su proclividad a pasarse de listos con los empleados.
Cabe señalar que las obras que se llevan a cabo, en cuanto al municipio de Hidalgo, en la actualidad se hacen en terrenos del Ejido el Chorrito.
AL CIERRE
El gobernador, EGIDIO TORRE CANTÚ y el Comisionado Nacional de Seguridad, MONTE ALEJANDRO RUBIDO, inauguraron el Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4), en Tampico el día de ayer.
Se trata de la instalación de infraestructura y tecnología de vanguardia integrada a un sistema de video vigilancia en la zona sur.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*