FICREA SI, MEXICANA… ¿NO?

Por Miguel Ángel Jiménez Islas

Pareciera que no vemos, no oímos las noticias buenas, o, tal parece que no las queremos ver, con las “reformas estructurales”, los partidos políticos en plena campaña, vemos como se repiten constantemente los spots diciendo que el partido que posee actualmente la presidencia es quién ha hecho las cosas de forma correcta y que el PAN, en 12 años solamente hizo lo malo, o más bien, hizo el trabajo sucio, se armó de valor para retirar a los electricistas y a Mexicana de Aviación.
Ayer 27 de abril en el patio central del Museo Nacional de antropología, el presidente Peña llama a “impulsar justicia cotidiana” arguyendo que “está rezagada”.
“Pareciera que no queremos ver las buenas noticias” dijo también el 8 de abril en Quinta Roo.
Resaltó ayer:
“Mejorar la justicia cotidiana implicará en el fondo renovar nuestro pacto social; un pacto en el que los ciudadanos reafirmen su confianza en la ley y en las instituciones y en el que las autoridades demuestren su compromiso de servicio a la sociedad”, dijo.
El punto principal del asunto, es que los intercambios que se realizan políticamente con los actores, los abanderamientos, los ahijados políticos y todos los que se entrometen para “mejorar al país”, predican una doble moral, “en la iglesia rezando y en la calle, respingando”, en otras palabras jodiendo al prójimo.
Como dato, “las sociedades financieras populares están creadas como entidades de pequeñas finanzas, y están constituidas como sociedades anónimas de capital variable, que operan mediante la autorización de la CNBV”. (Reza en el blog de la SHCP). Además; “están facultadas para prestar servicios tanto a sus socios como a sus clientes, en los términos de la Ley de Ahorro y Crédito Popular”.
Si Mexicana de Aviación prestaba un exitoso servicio de transportación aérea, si era una empresa que tenía nexos a nivel mundial y reconocida por todas partes, entonces, surge la pregunta, ¿Por qué la detuvieron los grandiosos mercaderes y pseudo intelectuales del PAN?, ¡Claro! Favoreciendo a empresarios con un mecanismo premeditado que ocasionó la estrepitosa caída de la aerolínea.
Tanto en Ficrea como en Mexicana, los autores y/o “dueños” de estos fraudes, huyen del país, y se instalan tranquilamente en otros países sin que se les pueda detener. Justicia verdadera sería que encarcelaran a esa gente causante de tanta desgracia.
Aquí, nos surge otra pregunta hablando del principio de esta nota, ¿Dónde está la Justicia? ¿La Justicia Cotidiana de México?, Para que tanta verborrea si la realidad está en la calle, en el aeropuerto pidiendo ayuda, nuestra gente está metida hasta “las chanclas” con deudas de coches, créditos personales, créditos hipotecarios y todavía se habla de “Justicia” y que, “pareciera que no queremos ver las buenas noticias” (¿?)
Para Ficrea si habrá un rescate, ¡¡Perdón!! Un sr. diputado dijo que: se trata de un “instrumento financiero”. Mientras tanto, los trabajadores de Mexicana siguen esperando respuesta a su demanda, ya lo dijeron varios periodistas, hasta uno que nos tiró a morir en su momento, que “habría que hacer los mismo con Mexicana”, rescatarla y pagar a sus trabajadores y respetar los derechos de los sobrecargos jubilados, dignos merecedores de su retiro.
Por cierto, también Javier Lozano metió su cuchara, bueno, que les digo, o sea,
Ficrea si, ¿Mexicana no?

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*