miércoles , 6 julio 2022
Entre votar o no, esa es la cuestión

Entre votar o no, esa es la cuestión

Por Francisco Pucheta González

El próximo 7 de junio posiblemente la gente salga a votar ya no por los partidos sino por el o los candidatos que le llenen el ojo.

Las instituciones del Estado Mexicano están tan desprestigiadas que el ciudadano inmediatamente relaciona a los organismos políticos con los acontecimientos violentos que alteran la paz social interna del país. Así que tendrán la muy difícil tarea de postular a sus mejores o peores hombres y mujeres, para ver si les pega el chicle.

En este contexto los partidos han quedado a deber y es quizá Morena la única que se salva de los vituperios que con justa razón emite el ciudadano a la hora de hacer una evaluación del comportamiento de cada cual, aunque nadie se salva de la descalificación, crítica o rechazo de los votantes.

La gente entiende de las políticas fallidas que ha trazado el gobierno de Enrique Peña Nieto que no da una desde que asumió el control político de la nación. El escamoteo salarial para empezar quedó pulverizado por el efecto inflacionario causado por la devaluación de más de un 18 por ciento del peso frente al dólar.

El incremento a los carburantes en el interior de la república ha catapultado las alzas en cascada de los bienes de consumo popular y generalizado en la frontera, sin dar margen de respiro a los asalariados que ya no sienten lo duro sino lo tupido del impacto de la cuesta de enero.

Con el encarecimiento del costo de la vida aumenta también la desigualdad y el desempleo traslapando a otros elementos que agudizan el malestar de la gente, que hoy más que nunca aboga por la desaparición del financiamiento público a los partidos y la vinculación del financiamiento con los resultados electorales y no con el padrón.

Otro de los pendientes es la eliminación de las diputaciones plurinominales y la elección por medio del voto directo del ciudadano de los síndicos y regidores para que se sientan comprometidos con la sociedad y tengan autonomía como cabildo. Esto para terminar con el sometimiento frente a la figura del alcalde o de los partidos que representan.

Es por eso que en el tema de las próximas elecciones del domingo 7 de junio, la moneda estará en el aire pues son tantos los errores que se cargan a la clase política que difícilmente podrían salir bien librados de la vindicta pública.

Durante el cabalístico domingo 7 se elegirán 641 diputados federales y 9 gobernadores que podrían resultar históricas si los votantes, como señalábamos, deciden boicotear el proceso por considerar que es un lastre para el país. Ahí frente a las urnas, partidos y candidatos o candidatas se verán las caras con el elector.

Serán tiempos de ajustar cuentas y de hacer el desprecio del perro al que más coraje le tengan.

Ni modo.

O como acertadamente dijo alguien:

´´SI NO HAY JUSTICIA PARA EL PUEBLO,

NO HABRÁ PAZ PARA EL GOBIERNO,´´.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*