miércoles , 6 julio 2022
DIJERON QUE A TODOS

DIJERON QUE A TODOS

Por Clemente Castro González

Un tema tan serio como la aplicación del antidoping, que sirve para detectar el uso de sustancias ilícitas en los individuos, se ha vuelto muy popular en las últimas fechas, debido a que cualquier cantidad de candidatos a cargos de elección popular se lo quieren hacer.
Se trata de un recurso de campaña para demostrar que, los prospectos a diputados federales, no tienen cola que les pisen, al menos en referencia adicciones ilegales.
En nuestro entorno cercano, hemos visto como algunos abanderados priistas de plano se le adelantaron a su dirigencia nacional y decidieron someterse a éste examen toxicológico a fin de evidenciar que no son afectos a la cocaína, mariguana, anfetaminas, metanfetaminas, ni opiáceos (Analgésico derivado de la morfina).
Por ejemplo, en los distritos 01 Nuevo Laredo y 06 Mante, tanto YAHLEEL ABADALÁ CARMONA como ALEJANDRO GUEVARA COBOS, en forma respectiva hicieron lo propio.
El punto es que tendrán que repetir el procedimiento porque fueron llamados a cuentas en la ciudad de México para hacerse los exámenes de rigor.
Se supone que los resultados que se den en México no se harán públicos, dado el derecho que tienen los aspirantes de proteger sus datos personales.
De cualquier manera, a nivel interno, en el PRI, los directivos del instituto, en caso de que haya adictos a sustancias, podrían ser sustituidos.
Y es que este tipo de medidas se hace para mostrar que los abanderados tricolores son “sanos”.
De estar libre de “culpa” podrán vender la idea de que honestos y eso en campaña, por supuesto que cuenta.
Cabe señalar que los del tricolor también se harán una prueba con base en el iris del ojo, que es el equivalente al polígrafo para evidenciar que son confiables.
Obvio que no sólo los abanderados del Revolucionario Institucional llevan a cabo éste tipo de procedimientos para ponderar sus “bondades”. Igual hacen integrantes de la oposición.
En ese sentido, GUSTAVO CÁRDENAS GUTIÉRREZ, aspirante a diputado federal del Movimiento Ciudadano, para el 05 distrito, acudió a realizarse el antidoping, la semana pasada.
Antes, la abanderada del PARTIDO VERDE ECOLOGISTA DE MÉXICO, GENNY SOLIS MARTÍNEZ, tomó la palabra a una de sus adversarias y señaló que se había sometido a ese examen pero no tendría inconveniente en volver hacérselo.
Por cierto, ésta fémina acaba de mostrar su molestia en contra de los integrantes de la Cámara de Comercio en Victoria, debido a que no fue invitada a un foro organizado por dicha agrupación.
Señala que al evento sólo se consideró a tres de los 10 contendientes.
En cuanto al antidoping, la candidata del PAN, MAISELA PATIÑO LOYA, se dijo puesta para ello.
En realidad se necesita mucho más que el antidoping o el detector de mentiras para que pueda tenerse en los políticos a personajes dignos de crédito.
No es gratis que la reputación ante los ciudadanos es que se trata de personas que engañan a sus electores, proclives a la corrupción y afectos a las sustancias adictivas, legales y fuera de éste marco.
De ahí que valga la pena a que abonen a su deteriorada imagen ante el respetable, así sea parte de un efecto propagandístico.
RULETA
Nuestro país es el número dos entre 59 naciones pero no debido a la seguridad, aplicación de justicia y respeto a los derechos humanos.
Por el contrario, México ocupa el segundo lugar por la impunidad que priva, con 75.7 puntos, solo superado por Filipinas con 80 puntos.
Estos y otros datos arroja la investigación acerca del Índice Global de Impunidad 2015, que llevaron a cabo la Universidad de las Américas Puebla y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de Puebla.
Los números revelan que se midió la cantidad de jueces por cada 100 mil habitantes, encontrándose cifras contrastantes. Así tenemos que mientras Bulgaria cuenta con 57 jueces por cada 100 mil habitantes, México sólo tiene cuatro, cuando el promedio en los países analizados es de 17. Es decir, nuestro país está muy por debajo.
Una de las conclusiones del trabajo de investigación es que no se requieren más policías sino jueces para combatir la impunidad. México tiene 355 elementos policiacos por cada 100 mil habitantes. Mientras que el promedio es de 332.
Saturación de la estructura judicial, sobrepoblación de sistema penitenciario y dentro de esto, tener a cerca de la mitad de reos sin haber sido sentenciados (46 por ciento), son algunos de los indicadores que muestran la impunidad.
Hablan de averiguaciones deficientes o que no existen en cuanto los presuntos delincuentes que son detenidos.
Lo que también explican los especialistas es que la impunidad tiene que ver con la desigualdad, la falta de desarrollo humano y, por supuesto, la corrupción.
AL CIERRE
El cabildo de Victoria aprobó el plan parcial de obra pública por un monto de 28 millones de pesos, que beneficiará a ocho mil personas con infraestructura educativa, luz, drenaje, pavimento y hasta un campo deportivo.
+.-Un encuentro con estudiantes de Reynosa tuvieron diputados locales, encabezados por el presidente de la Junta de Coordinación Política, RAMIRO RAMOS SALINAS.
A los legisladores se les vio en el Instituto Tecnológico Regional y en el Consejo Nacional de Educación Profesional Técnica, en esa localidad.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*