miércoles , 6 julio 2022

Diciembre 29.

Calladita, sin hacer aspavientos, la ex diputada Diana Chavira cumplió con la primera fase en el proceso para ser candidata a diputada federal.

Sin publicitarlo, la ex diputada local, se presentó el viernes 26 ante el Comité Distrito Electoral 1 y entregó la documentación requerida por la ley, para ser considerada aspirante a candidata. Este lunes 29, el presidente del citado Comité, Manuel Moncada Fuentes, le entrego su constancia de aspirante.

Ojo: aún no es candidata, puesto que el período de solicitud de registro es del 22 al 29 de marzo. Hasta ahora es aspirante y en una segunda fase tendrá que reunir alrededor de 6,500 firmas de ciudadanos que la apoyan para que sea candidata.

Reunir estas firmas no será fácil, pues tendrá que reunir las firmas, incluyendo la huella, en por lo menos la mitad de los 256 seccionales que hay en el Distrito 1, que incluye a Nuevo Laredo, Guerrero, Mier, Miguel Alemán y Camargo. Es decir, ella y sus simpatizantes, tendrán que recorrer los cinco municipios para levantar estas firmas.

Además de Diana Chavira, se registraron otros tres aspirantes a ser independientes, dos en Reynosa y uno en Matamoros.

En Nuevo Laredo, Diana Chavira fue la única en registrarse como aspirante y la inclusión de su nombre en la boleta electoral, dependerá de que reúna estas firmas, en las condiciones que exige la legislación electoral.

Lo que hace atractiva la posible candidatura de Diana es el hecho de que los partidos políticos atraviesan por el descredito ciudadano. Una encuesta de Parametría reveló que solo el 32 por ciento de los ciudadanos tienen confianza en los partidos. Esa es la razón de que en las elecciones solo participe entre el 35 al 40 por ciento de los ciudadanos que figuran en las listas nominales.

Cada día que pasa, los mexicanos se desencantan de los partidos, y en general de las instituciones, profesiones y oficios. En el caso de los partidos, el desencanto es general. No se salvan ni el PRI, el PAN, PRD, ni el resto de los partidos. Quienes ganan la elección, terminan siendo electos por un escaso porcentaje de los ciudadanos inscritos en las listas nominales. En cambio, los no votantes suelen ser mucho más que los que sí votan.

Sería interesante que Diana Chavira logre ser candidata independiente y ver cómo es recibida por los electores.

En otro tema, Rosa María Alvarado organizó una posada y tuvo más de mil invitados que llenaron la Cueva Leonística.

La realidad es que no sorprende que la posada haya sido un éxito, pues desde hace algunos años, cada que Rosa María celebra el 10 de Mayo y la Navidad, llena la Cueva. La mujer trae mucho trabajo de campo, los priistas lo reconocen y también un amplio sector apartidista que con interés siguen su carrera política.

Durante el festejo navideño, Rosa María fue acompañada por algunos ex compañeros de cabildo, como Angela Magaña y Joaquín Treviño Reyes.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*