Complicado panorama económico fronterizo

Complicado panorama económico fronterizo

Por Francisco Pucheta González

Se avisora un panorama difícil para la frontera norte del país en 2015 según previsiones económicas de los organismos cúpula del sector empresarial, que prevén una caída del poder de compra de los consumidores mayor de 4 % según cálculos preliminares que se empiezan a manejar y un mayor desempleo.
La revaluación del dólar frente a las divisas extranjeras, incluso sobre el peso mexicano que se depreció de manera importante, obedece al desplome de los precios internacionales del petróleo y al socavamiento de las economías que dependen de ese rubro como sostén de sus finanzas amén de los erráticos manejos de los gobiernos sobre planificación, uso y explotación de los recursos naturales en los países que representan.
En este contexto las fronteras mexicanas, particularmente las que limitan con Estados Unidos, sufren los embates de la presión inflacionaria por la devaluación del peso ante la divisa verde, y se agrava con el IVA que es detonador del encarecimiento de los bienes y servicios al que acceden los consumidores.
Para colmo de males la deuda de las empresas fronterizas con sus proveedores de la Unión Americana se estima en unos $ 112,402 millones de dólares lo que implica un problema de desfase para sus economías. Sufren por igual las que no exportan, las que no reciben dólares o las que exportan poco.
En sus reportes financieros de este año los empresarios de las zonas limítrofes añaden que los vaivenes cambiarios las afectan en diferentes medidas. Aunado a lo anterior el bajo crecimiento económico de 2.1 para 2014 tampoco abona en mejores expectativas para el resto del año. Se estima que el crecimiento para el 2015 será un poco mejor si se logra estabilizar la política interior alterada por los problemas sociológicos, de inseguridad y violencia, que generan alto costo para el país.
La ausencia del turismo es otro factor que se suma a los quebrantos que sufren las comunidades fronterizas por la pérdida de confianza en las autoridades omisas que muy poco hacen por mejorar su imagen ante los ojos del mundo.
Lo mismo ocurre con los cazadores de venado ´´cola blanca´´ cuyo arranque de temporada ha sido gris por la ausencia del turismo cinegético que tradicionalmente llegaba a la región con el fin de disfrutarla. La derrama en este renglón era atractiva y muy esperada por los productores ganaderos que incluían en sus espacios la cría de ciervos para la diversificación de sus actividades campiranas.
De paso la temporada de caza producía derramas importantes de divisas frescas que rebasaban los 3 millones de dólares por temporada, sólo en la región de Nuevo Laredo que era visitada por los norteamericanos que gustan de dicha práctica.
El comercio de artesanías, la rama hotelera y restaurantera también se deprimieron y hasta el turismo médico fue impactado por la ausencia de visitantes extranjeros a la zona fronteriza mexicana. De continuar esta tendencia podrían producirse recortes en el gasto que lamentablemente dejaría sin trabajo a mucha gente.
Las malas políticas de un Estado mexicano caduco y corrupto nos coloca en esta tesitura pero si la sociedad civil organizada se lo propone, entre todos podremos ayudar a superar ese lastre que arrastramos.
En contraste nuestros vecinos del otro lado, partiendo de Laredo hacia el norte están de plácemes por el desplome de las gasolinas al volver a los precios de hace más de una década: $ 2.49 dólares por galón. Así que todos los derivados del petróleo irán inevitablemente a la baja como los neumáticos (llantas), aceites, plásticos y accesorios para vehículos automotrices, así como otros satisfactores en cuya producción intervienen los energéticos.
Vive USA una economía en jauja y su pueblo lo celebra justificadamente. ¡Felicidades!.
——-o0o——-
O como acertadamente digo alguien:
´´SI NO HAY JUSTICIA PARA EL PUEBLO,
NO HABRÁ PAZ PARA EL GOBIERNO´´.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*