Muere joven baleado por militares; estuvo una semana en coma

Nuevo Laredo, Tamaulipas, Febrero 22 de 2015.- Gustavo Ortega Pérez falleció este día en el Hospital de Especialidades después de permanecer una semana en estado de coma. El joven de 23 años de edad, fue lesionado de dos balazos, una en la cabeza y otro por la espalda, que lo mantuvieron una semana en estado de coma, informó Raymundo Ramos Vázquez, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo.

De acuerdo a la denuncia presentada por sus familiares ante el CDH LAREDO, la agresión ocurrió el domingo 15 de febrero frente a una estación de gasolina ubicada por la cuadra 93 de la Carretera Anáhuac, cerca de la entrada a la colonia Santiago M. Belden.

La señora Dafne de la Cruz, esposa de la víctima, denunció que los militares acusaron a su marido de haberlos agredido a balazos y después de una persecución le dispararon hasta herirlo de gravedad, inicialmente fue ingresado al Hospital General bajo fuerte custodia militar e impidiendo en todo momento que sus familiares visitaran al lesionado.

Por falta de medicamentos y equipo especializado, los familiares de Gustavo Ortega Pérez decidieron sacarlo del Hospital General y trasladarlo al hospital de Especialidades, pero en todo momento, el personal militar se dedicó a obstruir la atención del lesionado e intimidar al personal de enfermería, médicos y familiares, según constataron visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que investigan este caso.

Los soldados que participaron en estos hechos pertenecen al 16o Regimiento de Caballería Motorizada y ahora deberán enfrentar una investigación tanto en el Ministerio Público Militar como en la Procuraduría General de la República por la probable comisión del delito de ejecución forzada, la primera que se registra en Nuevo Laredo durante el año 2015.

En la denuncia que el CDH NUEVO LAREDO hiciera llegar al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se menciona que el 22 de Mayo del 2014, los secretarios de la Defensa Nacional y Marina Armada de México, General Salvador Cienfuegos Zepeda y Vidal Francisco Soberon Sanz, firmaron en la Ciudad de México la creación del Manual de Uso de la Fuerza, que a la letra dice:

Capítulo I, Concepto y Principios sobre el Uso de la Fuerza,

3.- Principios aplicables al Uso de la Fuerza.

A. La utilización de los niveles de fuerza por los integrantes de las fuerzas armadas, sólo es procedente cuando sea estrictamente inevitable o indispensable para el cumplimiento de la misión que tenga asignada, en apoyo a las autoridades civiles.

B. El uso de la fuerza se realizará con estricto apego a los derechos humanos, independientemente del tipo de agresión, atendiendo a los principios de oportunidad, proporcionalidad, racionalidad y legalidad.

a. Oportunidad: cuando se utiliza en el momento en que se requiere, se debe evitar todo tipo de actuación innecesaria cuando exista evidente peligro o riesgo de la vida de las personas ajenas a los hechos. Esto significa que debe procurarse en el momento y en el lugar en que se reduzcan al máximo los daños y afectaciones tanto a la vida como a la integridad de las personas involucradas y sus bienes y en general, la afectación de los derechos de los habitantes.

b. Proporcionalidad: cuando se utiliza en la magnitud, intensidad y duración necesarias para lograr el control de la situación, atendiendo al nivel de resistencia o de agresión que se enfrente; se refiere a la relación entre la amenaza al bien jurídico tutelado del personal o de la población civil ajena a los hechos, y el nivel de fuerza utilizada para neutralizarla. La gravedad de una amenaza se determina por la magnitud de la agresión, la peligrosidad del agresor, sea individual o colectiva, las características de su comportamiento ya conocidas, la posesión o no de armas o instrumentos para agredir y la resistencia u oposición que presenten.

c. Racionalidad: cuando su utilización es producto de una decisión en la que se valora el objetivo que se persigue, las circunstancias de la agresión, las características personales y capacidades tanto del sujeto a controlar como del integrante de las fuerzas armadas; lo que implica que, dada la existencia del acto o intención hostil, es necesario la aplicación del uso de la fuerza por no poder recurrir a otro medio alternativo.

d. Legalidad: cuando su uso es desarrollado con apego a la normativa vigente y con respeto a los derechos humanos.

8.- El personal de las fuerzas armadas que deba usar la Fuerza tendrá que evaluar la situación, planificar el nivel que empleará y actuar para controlarla; debe tener presente que toda situación es dinámica, las conductas de quienes infringen la ley pueden ir de una actitud cooperativa a presentar una resistencia grave en breve tiempo, sin que necesariamente tengan que pasar por las etapas de oponer una resistencia agresiva o no agresiva; la autoridad debe estar presente y mantener comunicación con la(s) persona(s) durante todo el acontecimiento; ante una resistencia no agresiva se debe emplear métodos disuasivos mismos que pueden convertirse en métodos persuasivos, empleo de la fuerza no letal y fuerza letal, dependiendo de la evolución de la conducta que se presente en el caso particular…

OTRAS VICTIMAS DE EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES COMETIDAS POR MILITARES

1. Israel Ayala Ramírez, 31 Marzo 2009.

2. Miguel Ángel Gama Habif, 31 Marzo 2009.

3. Aaron Rojas de la Fuente, 31 de Marzo de 2009.

4. Niño Bryan Almanza Salazar, 03 Abril 2010.

5. Niño Martin Almanza Salazar, 03 Abril 2010.

6. Juan Antonio Pedraza Castillo, 15 Junio 2010.

7. José Manuel Esqueda Nieto, 27 Diciembre 2011.

8. Raúl Eduardo Romero Vedia, 19 Agosto 2012.

9. Alfredo Ruiz Rojas, 18 Marzo 2013.

10. Rubén Gámez Valdez, 27 Marzo 2013.

11. Jesús Alberto Castro Quintero, 17 Octubre 2014.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*