Chinos en Nuevo Laredo, se preparan para llegada de año nuevo

Por Raúl S. Llamas

Nuevo Laredo, Tamaulipas. – El año de la Cabra de Madera comienza oficialmente mañana jueves 19 de febrero y la comunidad china en Nuevo Laredo, Tamaulipas, aunque pequeña en número, se prepara para los festejos que tendrán en sus hogares.

«El año nuevo tiene que ver con el movimiento de la luna», explicó Yan Shen Hua, propietario del restaurante Shifu Yan, que desde hace más de una década radica en Nuevo Laredo.

El año, según el Horóscopo Chino que este año empieza algo tarde, en base a la fecha de la segunda luna nueva después del solsticio de invierno. Así es como se calcula el comienzo del año nuevo chino, por eso cada año cae en una fecha diferente.

Sus siglos se componen de 60 años, divididos en ciclos de 12, cada uno de ellos identificado por uno de los animales que, según la leyenda, participó en la carrera para asistir al banquete del Emperador de Jade.

Este año, pasamos del caballo a la cabra.

“Nosotros identificamos el año con un animal del horóscopo chino, y este que viene es el de la Cabra ade Madera, un animal muy positivo para nosotros… “Xi Nan Kuai Li”, es el saludo más popular, para recibir el año nuevo», puntualizó.

De acuerdo a la explicación, el almanaque del Emperador Amarillo, como se le llama en homenaje al primer rey de China, en el 2697 antes de Cristo, marca la madrugada del jueves 19 de enero, el comienzo del año 4713 bajo el signo de la cabra de madera.

Sobre la tradición, Shen Hua explicó que «la idea central del festejo de año nuevo para los chinos versa sobre la unión de la familia», ya que «todo lo que se hace se relaciona con ello, desde comer hasta visitar a los parientes y regalar pequeños obsequios a los niños», explicó.

Entrando en el tema de la comida, conocimiento que heredó de su padre, quien le enseñó los secretos de la preparación de un buen platillo, Shen Hua, aseguró que «todas las comidas tienen un sentido que se relaciona con la suerte, la fortuna o la posteridad: se sigue una tradición alimenticia para la fiesta de año nuevo», destacó.

Por ejemplo, «se comen mandarinas porque su sabor se relaciona con lo dulce, con la dulzura de año nuevo; o el pescado, que se sirve entero, con cabeza y cola, porque significa abundancia para todo el año».

Durante la celebración «se preparan ravioles chinos, que tienen forma de lingotes de oro, y están presentes en la tradición porque remiten al pasado, a los ancestros; además de buñuelos de arroz, porque se unen y eso, claro, significa la unión de la familia».

También «se desea a los más chicos un buen crecimiento y para ello se les regalan “hongbao”sobrecitos rojos con dinero; porque ese color el de la protección».

Además de cohetes de todo tipo, los chinos queman dinero (de mentira) en honor a los ancestros y preparan la visita a los templos la mañana siguiente para saludar al espíritu del caballo.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*