Actúa prepotente encargado de seguridad

Nuevo Laredo, Tamaulipas. – Enojado porque los despachadores de una gasolinera, se negaron a ponerla más combustible a su camioneta blindada y a las unidades de sus escoltas, el general Ricardo Cesar Niño Villarreal, amedrento a los trabajadores.

Minutos después de las 11:00 horas del lunes, a bordo de una camioneta blindada, el general Niño Villarreal arribo a la gasolinera ubicada en Perú y Justo Sierra.

Vestido de civil y custodiado por cerca de 20 elementos de la Policía Estatal Acreditable, Niño Villarreal exigió a los despachador de la gasolinera le pusiera más combustible a su camioneta.

Debido a que la gasolina, que se le pone a cada unidad oficial, ya se le había puesto a la camioneta blindada y a la unidades de sus escoltas, los trabajadores le dijeron al general que no podían despacharle más combustible.

Esto molesto al general, quien está a cargo de la Policía Estatal Acreditable en esta frontera, el cual ordeno a sus elementos rodearan la gasolinera, mientras amedrentaba a los trabajadores, exigiendo le pusieran gasolina a su unidad y a las patrullas de sus escoltas.

Mediante amenazas a los despachadores y por cerca de 30 minutos, el general Niño Villarreal trato de obligar a los trabajadores de la gasolinera a ponerle combustible extra a su unidad, pese a que le dijeron que ya había gastado los litros asignados por día.

Después de cerca de 45 minutos, el general Niño Villarreal se retiró a toda velocidad de la gasolinera, cuando al lugar arribaron reporteros y fotógrafos de los diferentes medios de comunicación de esta frontera.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*