«Ya me canse»: Murillo Karam

Los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, revelaron que durante una reunión, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, explotó ante sus exigencias y reclamos sobre la situación de sus hijos, quienes fueron atacados por policías municipales de Iguala el pasado 26 de septiembre, y desde entonces se desconoce su paradero.

Los familiares de las víctimas de desaparición forzada explicaron que el funcionario se molestó por la presión, al expresarle que “no está asumiendo su cargo como debe ser”, y que “no se le está pidiendo un favor, es su deber como procurador”.

Ante esto, “él nos alzó la voz y nos dijo: ‘Ya estoy cansado de tantos regaños, de que me estén reclamando que no hago bien mi trabajo’ y argumentó que tiene mil 900 policías y 10 mil del Ejército, y el comisionado Nacional de Seguridad (Monte Alejandro Rubido García) dijo lo mismo.

Sin embargo, los padres de familia no se dejaron intimidar y respondieron que eso no significaba una garantía: “Podrían mandar a todo el Ejército mexicano y de todas formas no serviría, por como están haciendo las cosas. Porque están simulando la búsqueda, nada más”.

Asimismo denunciaron que no se está usando la tecnología con la que se cuenta, pues Rubido García les comunicó que había dos aviones no tripulados y dos helicópteros con GPS y detector de temperatura de edificios buscando sobre la sierra de Guerrero.

“Por tierra nomás buscan por encimita y para que el detector de temperatura fuese útil, tendrían que revisar casa por casa en todo el estado”, afirmaron. “Eso es lo que nos da a entender que la búsqueda no le interesa al gobierno”.

Los padres de los normalistas también han asegurado que Murillo Karam no es el único que ha tenido esa actitud, sino que todo “el personal de la procuraduría va poniendo trabas, como queriendo aislarnos. Por ejemplo, no aceptan que nos acompañen otras personas a los encuentros, ni siquiera nuestros abogados o los estudiantes de la normal que vienen con nosotros, y dicen que sólo quieren ver a ‘titulares de desaparecidos’”.

De igual forma, la PGR no permitió que uno de los normalistas y el abogado destinado por los padres presenciaran el interrogatorio a José Luis Abarca, exalcalde de Iguala; sólo dieron acceso a dos familiares.

En tanto, se tiene prevista otra reunión con el dirigente de la procuraduría en Chilpancingo, Guerrero.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*