Rick Perry busca la candidatura presidencial de EU

Cuatro años después de una desastrosa primera campaña por la Casa Blanca, el ex gobernador de Texas, Rick Perry, anunció que nuevamente volverá a intentarlo, por lo que el contraste entre ahora y el pasado no podría ser mayor.

El anuncio de Perry incluyó algunas duras críticas sobre el liderazgo del presidente Obama en el país y en el extranjero. Perry también dijo que es hora de restablecer la relación entre el gobierno y sus ciudadanos.

Se comprometió a devolver el poder a los estados; impulsar el crecimiento económico; reformar el código tributario frente a programas de ayuda social; reducir las regulaciones federales; asegurar la frontera; proteger a la clase media y la construcción del oleoducto Keystone XL. A nivel internacional, dijo que como presidente rescindiría cualquier acuerdo nuclear con Irán que fuera negociado por el gobierno de Obama.

Perry sirvió como gobernador de Texas durante 14 años, más que cualquier otra persona en la historia, y ha hecho hincapié en su activa experiencia ejecutiva. Pero a medida de que comienza su segunda campaña, continúan las preguntas acerca de cómo puede superar las impresiones negativas que dejó después de su primera campaña.

Perry es el décimo republicano en anunciar este año su búsqueda por la presidencia, uno de los muchos que están por venir. El anuncio de Perry no sólo es más grande que el de hace cuatro años, también es mucho más fuerte en experiencia.

Cuando Perry anunció su candidatura hace cuatro años, parecía un candidato casi perfecto para competir por la nominación republicana, pero pocas semanas después de su anuncio, él estaba encima de las encuestas, presentándose como una gran amenaza para el favorito, Mitt Romney. Pero a las pocas semanas de lograr esos elevados números en las encuestas, la candidatura de Perry estaba en un rápido descenso, provocado por los ataques de sus oponentes y sus propias actuaciones torpes en los primeros debates.

Perry comienza su segunda campaña en la parte inferior del gran campo de candidatos del Partido Republicano, su registro cuenta con un sólo dígito en las primeras encuestas, ligeramente considerado por muchos de sus rivales.

Pero él y sus asesores piensan que si su campaña de hace cuatro años estaba sobreestimada y mal preparada, la de ahora será todo lo contrario, con un juicio más que listo para los desafíos que representa una campaña presidencial.

Sus asesores dicen que una segunda campaña no es simplemente una búsqueda de la redención por parte de Perry, ya que está motivada por la creencia de que él tiene algo que ofrecer a su partido y al país.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*