Hospitalizada presidenta argentina

La presidenta argentina, Cristina Fernández, continuaba ayer hospitalizada en una clínica de Buenos Aires por un cuadro febril infeccioso y suspendió la reunión con su par chilena Michelle Bachelet prevista para hoy, según un portavoz de la Presidencia.

Fernández suspendió el encuentro que iba a mantener hoy en Buenos Aires con Bachelet para celebrar el 30 aniversario de la firma del tratado de paz por el conflicto del Beagle.

Ambas presidentas tenían previsto mantener, desde la Casa de Gobierno, una videoconferencia con el papa Francisco, actividad que se “reprogramó sin fecha, para este mes”, según informó el secretario de Comunicación Pública y vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro.

Fernández y Bachelet iban a recordar junto a Francisco, el primer papa latinoamericano, la firma del Tratado de Paz y Amistad entre Argentina y Chile, que fue el resultado de la valiente mediación emprendida por Juan Pablo II pocos meses después de ser electo como pontífice, con el objetivo de evitar, a fines de 1978, una guerra fratricida entre los dos países por el conflicto del Beagle.

El secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, agregó que “se reprogramó también la teleconferencia que ambas presidentes iban a mantener con el Papa”.

La mandataria fue internada el domingo por la tarde “en el sanatorio Otamendi para estudio y tratamiento”, señaló el comunicado firmado por los médicos de la unidad presidencial en Buenos Aires.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, declinó ayer informar sobre la salud de Fernández en su habitual conferencia de prensa matutina.

“Me remito al comunicado oficial sobre un cuadro febril infeccioso”, respondió.

Fuentes médicas citadas por la prensa local informaron que se trata de una infección bacterial “de probable foco intestinal”.

La fuente señaló que la afección representa “más molestias que un cuadro de gravedad”.

Fernández, de 61 años, había retomado su agenda de actividades el 21 de octubre, luego de suspenderla por 48 horas por orden médica a raíz de una faringitis.

En julio pasado, un cuadro de faringolaringitis obligó también a la presidenta a guardar reposo 48 horas, que luego se extendió por más de una semana, también la llevó a suspender su agenda y postergar un viaje a Paraguay.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*