jueves , 18 octubre 2018
Ataques a universitarios opositores en Managua dejan un muerto

Ataques a universitarios opositores en Managua dejan un muerto

Dos universidades públicas de Nicaragua fueron atacadas en las últimas
horas por desconocidos fuertemente armados con la intención de
desalojar a estudiantes que protestan desde hace casi un mes contra el
Gobierno de Daniel Ortega, informó hoy un dirigente estudiantil, que
reportó la muerte de un joven.

Víctor Cuadras, portavoz del Movimiento Estudiantil 19 de Abril
(M19A), dijo a Dpa que el primer ataque armado se produjo sobre las
20:00 hora local del jueves (02:00 GMT del viernes) contra la sede de
la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), en el sector norte de
la capital.

Indicó que los atacantes eran personas vestidas de civil,
presuntamente policías sin uniforme y activistas de la Juventud
Sandinista, ligada al partido en el gobierno, que emplearon armas de
fuego y artesanales desde el exterior del campus universitario.

Como resultado del ataque, 12 personas resultaron heridas, entre ellas
un estudiante de 18 años que falleció en un hospital tras recibir un
disparo de arma de fuego cuando vigilaba en una trinchera en las
afueras de la universidad, explicó Cuadras.

El fallecimiento no fue confirmado por el Gobierno ni por la Policía.
El canal 15 de televisión, que transmitió en vivo durante más de cinco
horas continuas, reportó la muerte de otra persona y un total de 18
heridos en la Upoli, pero esto no fue confirmado por el M19A ni por
ninguna fuente oficial.

“¡Qué pena y cuánto dolor que esta noche haya muerto en Nicaragua un
joven más del movimiento estudiantil, Kevin Joel Valle, a causa de la
insensatez y la violencia irracional!”, escribió en su cuenta de
Twitter el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, conocido crítico
de Ortega.

Cuadras aseguró que el joven era miembro del M19A y fue tiroteado por
desconocidos a bordo de una camioneta, tras desmentir versiones de la
oficialista Nueva Radio Ya que aseguró que se trataba de un sandinista
que recibió disparos por parte de grupos opositores.

La radioemisora del Frente Sandinista difundió declaraciones del
segundo jefe de la Policía, comisionado Francisco Díaz, quien negó que
tropas de la institución tuvieran presencia cerca de ambas
universidades en el momento en que la televisión independiente
transmitía imágenes de los disturbios.

“Es falso, la Policía Nacional no tiene presencia en los recintos
universitarios, en los alrededores del recinto universitario Uplo o
UNAN”, dijo Díaz citado por la misma radio.

Después del ataque a la Upoli y pasada la medianoche, desconocidos
abrieron fuego contra estudiantes atrincherados en la Universidad
Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), zona sur de Managua, en una
acción que habría causado una cantidad no determinada de heridos.

“El Gobierno de Nicaragua ha iniciado una cacería en contra de los
estudiantes y del pueblo que nos está apoyando. Esto ya es una
guerra”, afirmó el vocero universitario Cuadras.

Según este portavoz, unos 80 jóvenes permanecen atrincherados en la
Upoli desde que comenzaron las protestas contra el Gobierno, a
mediados de abril, y unos 70 más ocupan la sede de la UNAN desde hace
tres días, como forma de presión contra Ortega.

La crisis que vive Nicaragua se inició con una protesta estudiantil
contra una reforma al Seguro Social que aumentaba las cuotas de
trabajadores y empresas.

Se convirtió en una rebelión cívica tras la violenta reacción de la
Policía y de fuerzas de choque del Gobierno contra manifestantes
desarmados. El conflicto dejó 59 muertos (sin incluir el joven
fallecido hoy), según organismos independientes de derechos humanos, y
10 según el Gobierno.

El ataque contra la Upoli ocurrió apenas horas después de que la
vicepresidenta, Rosario Murillo, anunciara que el Gobierno está
“listo” para acudir a un diálogo con la sociedad civil bajo mediación
de la Iglesia católica, para supuestamente resolver la crisis que vive
el país desde hace casi un mes.

Cuadras reiteró que el M19A exige como condición para el diálogo la
presencia en Nicaragua de una delegación de la Comisión Interamericana
de Derechos Humanos (CIDH), y advirtió que llamarán a un paro nacional
de labores si el Gobierno no autoriza su ingreso este mismo viernes,
para investigar los sucesos sangrientos.

“Estos ataques son una muestra de que este Gobierno no quiere
dialogar”, dijo Cuadras, al tiempo que pidió a la empresa privada
manifestarse en contra del Gobierno. “Levántense, pronúnciense los
empresarios, que nuestros compañeros están muriendo en las
universidades”, exclamó atrincherado en la sede de la UNAN.

Por su parte, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el
presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José
Adán Aguerri, pidió detener los ataques a los estudiantes.

“Por favor basta ya de violencia. No más sangre. Somos todos
nicaragüenses. Que se detengan los ataques a la Upoli”, escribió en su
cuenta de Twitter Aguerri, líder del consorcio que aglutina a 27
cámaras empresariales del país.

También se pronunció la Cámara Americana-Nicaragüense (AMCHAM), que
agrupa a las empresas estadunidenses que operan en este país.

“La Policía Nacional y el Estado de Nicaragua deben garantizar la
seguridad física de todos los nicaragüenses, en especial de los
estudiantes y de todas las personas que se manifiestan”, indicó un
tuit de AMCHAM.

La Upoli y la UNAN son dos de las principales universidades públicas
de Nicaragua, y hasta hace unos meses estaban controladas férreamente
por organizaciones estudiantiles vinculadas al gobernante Frente
Sandinista.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Características Vídeo