Todos se preparan para las cenas navideñas

Por R. Sergio Llamas

México D.F. (Llamas Comunicación). – La gastronomía navideña es ese conjunto de costumbres que unen a las familias en la mesa. Y puede ser desde el tradicional pavo, hasta el bacalao, la cena, se caracteriza principalmente por costumbres de cada región.
“Nosotros hacemos pierna o pavo. La mera verdad es que yo no la preparo, sino mis tías”, comentó Gabriela González, “ahorita ando aquí en el mercado haciendo algunas compras de lo que van a usar para preparar la cena”.
En las mesas navideñas bellamente decoradas, se disfrutan los manjares como los romeritos, los tamales y sobre todo, su majestad: el guajolote, que ahora con el sincretismo culinario se llama pavo y se cocina de las más diversas formas: relleno de carne, adobado, relleno de fruta o arroz
“Nosotros, pues lo tradicional, el pavo, o un lomo relleno. buñuelos, champurrado”, comentó Carmen Lozano, encargada de negocio.
“Pavo relleno, ensalada, de manzana con pasas, nuez. A mí me gustan mucho los buñuelos, también, siempre en esta época”, dijo Ana Laura Anzaldua, quién además, prepara pavos para venta.
Una tradición que varía de región a región, no se diga de país a país; sin embargo existen muchos platillos que es común ver en miles de mesas a lo largo del país.
“Pavo al horno, alguna pierna al horno, una mariscada. Todavía no nos ponemos de acuerdo con la familia para ver qué es lo que vamos a hacer”, expresó por su parte Rosario Díaz; “nos juntamos muchos, hermanos, primos, amigos de la familia, es muy bonito”.
Tampoco puede faltar un buen ponche en las posadas, en las reuniones, en las cenas y hasta en el “recalentado”. Esta se caracteriza por la variedad de frutas que contiene y la expedición de deliciosos olores, sabores y colorido en la mesa de cada hogar mexicano.
Esta bebida caliente es un ejemplo del mestizaje entre las culturas indígena y europea que dieron origen a la actual nación mexicana, de modo que en un pequeño jarro de barro conviven armónicamente frutas tropicales como guayaba y tamarindo con otras que llegaron desde el “viejo mundo”, como naranja o manzana.
Al mismo tiempo, esta temporada representa buenos ingresos para los diversos establecimientos como fruterías o carnicerías, quienes se esmeran en tener precios competitivos.
“Lo que se vende más es el tejocote, guayaba, caña, manzana. En las tiendas comerciales, se vende mucho lo que es el pavo, el pollo entero, que lo usan mucho para hornear, las piernas, se vende de todo, quesos” señaló Carlos Pérez, gerente de tienda de una conocida cadena comercial.
Las reuniones que se celebran el 24 y 31 de diciembre no son sólo un motivo para congregar a los seres queridos durante la celebración de la Navidad y Año Nuevo sino también para compartir la mesa y brindar con algún vino, sidra o mezcal, lo importante es que se disfrute entre familia y amigos.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*