Chile y México regalan un gran empate

El empate a tres goles dejó como protagonistas al chileno Arturo Vidal y al argentino, nacionalizado mexicano, Matías Vuoso. Ambos marcaron doblete.
Los primeros en irse adelante en el marcador fueron los mexicanos, al minuto 20, luego de aprovechar un contragolpe que terminó en los pies de Vuoso, quien ante la salida del arquero Claudio Bravo definió a ras de piso. Sin embargo, la felicidad de los visitantes tan sólo duró dos minutos, ya que en un cobro de tiro de esquina de la Roja, Vidal dejó atrás a su marca y de cabeza marcó el primero.
Faltando 15 minutos de la primera parte, el delantero mexicano Raúl Jiménez aprovechó su altura y en un tiro de esquina logró el segundo tanto para su selección. En ese momento, el estadio Nacional de Santiago de Chile quedó en silencio. Pero la alegría de los 38.000 espectadores regresó gracias al delantero Eduardo vargas.
Tras un error de la defensa mexicana, Vidal desbordó por la banda derecha y centró el balón a Vargas, quien se levantó en el punto penal en solitario y envió el balón al fondo de la red. Así terminó el primer tiempo de un partido vertiginoso y que no daba descanso.
Ya en la segunda mitad comenzó el duelo  de los técnicos Jorge Sampaoli y el Piojo Miguel Herrera desde el banco. Cada uno, en sus particulares estilos, discutió las decisiones del juez. El primero en reclamar fue Herrera, quien perdió los estribos cuando al minuto 56 pitaron penal a favor de Chile. Vidal cobró y ajustó el segundo tanto en su cuenta, poniendo el 3-2 a favor de los locales.
Las riendas del partido las tomó Chile. Era el equipo más insistente, al punto que le anularon un gol a Jorge el Mago Valdivia por supuesto fuera de lugar de uno de sus compañeros.  Dos minutos después de esa jugada llegó un contragolpe mortal de los mexicanos. En un balón largo, Vuoso ganó en velocidad y quedó en solitario contra Bravo, quien veía cómo por segunda vez el delantero mexicano le marcaba gol.
Se igualó el marcador a tres goles. Chile continuó insistiendo y, nuevamente, le anularon un gol por fuera de lugar de Alexis Sánchez, situación que sacó de casillas a Sampaoli. México cerró sus filas y el partido terminó en tablas, dejando a Chile con cuatro puntos —igual que Bolivia, equipo al que enfrentará el  viernes— y a “manitos” con dos.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*