miércoles , 5 octubre 2022

Esta ropa para hospital evita contagios… y es mexicana

Un grupo de investigadores mexicanos desarrolló nanocompuestos
antimicrobianos que disminuyen sensiblemente el contagio de
enfermedades en hospitales.

El proyecto de especialistas del Centro de Investigación en Química
Aplicada (CIQA) fue presentado en la feria Hannover Messe 2018.

“Al año se enferman un millón 400 mil personas en todo el mundo, que
adquieren infecciones dentro de un hospital. En países de
Latinoamérica y África, hasta 40 por ciento de los pacientes que
ingresan a un hospital adquiere otra enfermedad ahí”, afirmó Carlos
Alberto Ávila Orta, líder del proyecto, en entrevista con la Agencia
Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Estas telas antimicrobianas son la materialización de una década de
trabajo en nanocompuestos de base polimérica, su aplicación industrial
y textiles avanzados.

Ávila, quien es jefe del Departamento de Materiales Avanzados del
CIQA, señaló que las infecciones intrahospitalarias hacen que la
estadía del paciente se extiende, lo que afecta a la familia y al
hospital, e incluso puede desencadenar en la muerte del enfermo.

Los científicos usaron nanopartículas metálicas que atacan bacterias y hongos.

“La idea es introducir estas nanopartículas en las fibras textiles
para proveer a los uniformes médicos, en principio, la propiedad
antimicrobial”, expuso.

Para desarrollar estos textiles avanzados, tuvieron que resolver
primero el problema de la dispersión no homogénea en matrices
poliméricas y lo alcanzaron aplicando ultrasonido durante el proceso
de extrusión.

“Gracias a esta innovación patentada en 2008, pudieron surgir esta y
otras aplicaciones que permitieron pasar al filamento para los
textiles”, enfatizó.

Ávila explicó que el proyecto está enfocado en uniformes de hospital,
pero tiene potencial para aplicarse en ropa de cama, cortinas, filtros
de aire (que tienen textiles) o alfombras de los nosocomios.

Respecto al tema de la toxicidad por el uso de nanopartículas, el
especialista del CIQA aclaró que hasta ahora no se ha precisado la
parte toxicológica en esta investigación; sin embargo, en los estudios
realizados hasta la fecha se encuentran por debajo del nivel aceptado
para la liberación de iones.

La norma indica 400 ppm (partes por millón) y esta innovación muestra
20 ppm, muy debajo de la norma y hasta el momento es considerado como
no tóxico, señaló.

Tras diez años de trabajo, los científicos atendieron a una invitación
de ProMéxico para exhibir el proyecto en la Feria de Hannover,
Alemania.

El proyecto sigue en desarrollo y el siguiente paso será probar la
innovación directamente en un hospital y terminar la investigación en
marzo de 2019.

Para ello, han establecido contacto con los hospitales Universitario
de Saltillo y el Regional de Alta Especialidad en Guanajuato.

“Ya después de esto, si el proyecto termina con éxito, intentaremos
expandirnos a otros textiles, a otras aplicaciones”, indicó el
científico.

Acerca de admin

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*